jueves, enero 28

Liberan a depravado padrastro

0
793

Abusó de las hijas de su pareja, pero una le otorgó el perdón

El Juez Segundo de Control del Centro de Justicia Oral de Mérida, Licenciado Luis Edwin Mugarte Guerrero, aprobó el sobreseimiento parcial de la causa penal que se le instruye a un individuo acusado de delitos de índole sexual y a petición de las partes se le otorgó perdón por una de las víctimas y por la otra agraviada fue declarado penalmente responsable del delito de abuso sexual agravado, lo que dio como resultado que abandonara la prisión, pero con un brazalete localizador.

En audiencia pública los fiscales solicitaron el sobreseimiento parcial del proceso en contra de Víctor Mauricio Noriega Río, en el cual no se opuso la víctima, que ya es mayor de edad y que hizo aclaraciones sobre el ataque del cual fue víctima y concedió el perdón a la pareja sentimental de su madre y a ella misma.

La señora, desde el año pasado obtuvo la suspensión a condición en el caso de violencia familiar que se le instruye a una mujer y se programó la audiencia intermedia en el caso de violación agravada, abuso sexual y violencia familiar que se le atribuye a su pareja sentimental.

[yalmbannernota]

En audiencia pública, el Juez a petición de las partes aprobó desde el año anterior la suspensión a condición a proceso en favor de la señora Alicia Trinidad Bacab Canul, acusada de violencia familiar, y se ordenó que se le retire el dispositivo localizador que se le impuso como medida cautelar.

Ella tendrá que residir en el predio número 102 interior 26 privada Cerezo B de la calle 40 del fraccionamiento Vega del Mayab de Conkal.

Mientras tanto su pareja sentimental, Víctor Mauricio Noriega Río, continuaba preso por los delitos graves que se le imputaron, pero al darse el sobreseimiento parcial de la causa libró las acusaciones mayores de violación agravada y violencia familiar, quedando en su contra los abusos sexuales en agravio de la otra de las hijas de su pareja, quien es menor de edad aún.

En los hechos se expone que la mujer tiene dos hijas, una de ellas menor de edad y primero tenían su domicilio en la colonia Santa Rosa y luego en el fraccionamiento La Guadalupana, en Conkal, y en la colonia Leandro Valle.

Es el caso que su padrastro comenzó a abusar de ellas, hasta violar según la investigación a una de las niñas, quienes eran objeto de actos de violencia familiar, de parte de ambos imputados.

Al cambiar las condiciones por las cuales se le mantenía preso, su defensa solicitó que se le cambiaran las medidas cautelares, tomando en cuenta de que en la misma audiencia se acogió al beneficio del procedimiento abreviado confesando el abuso sexual agravado (2) y pactó con la autoridad investigadora una condena de 3 años de prisión y el pago de 35 mil pesos por concepto de reparación del daño, estando en la audiencia la abuela y autoridades de la Prodemefa.

Ante tales circunstancias, el Juez Mugarte Guerrero accedió a dejarlo libre con varias medidas cautelares, la colocación de un brazalete localizador, la prohibición de acercarse a la menor, firma ante el Centro Estatal y sometimiento a vigilancia entre otras.

La lectura y explicación de la sentencia será mañana viernes, el caso se turnará al Jugado de Ejecución de Sentencia para los fines legales correspondientes.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.