lunes, agosto 19

Limitan servicio a enfermos terminales

0
104

Un verdadero viacrucis padecen familias y los pacientes que requieren hemodiálisis en el Hospital General de Especialidades / Sector Salud se escuda en que NO hay recursos porque existe una auditoría y corre la versión de un desvío de 160 millones

CAMPECHE, Cam., 5 de febrero.- Unicamente la muerte ha podido librar de las deficiencias en el servicio del Hospital General de Especialidades Médicas “Dr. Javier Buenfil Osorio” a los enfermos de insuficiencia renal crónica, sobre todo aquellos que reciben tratamiento durante los fines de semana y tienen que movilizarse desde municipios como Champotón, Escárcega y Candelaria.

El pasado fin de semana, la dirección del Hospital “Dr. Javier Buenfil Osorio” ordenó la suspensión del servicio a quienes reciben tratamiento los días sábado y domingo, bajo el argumento de que se carecía de nefrólogo, situación que generó inconformidad entre los pacientes foráneos, debido a que el aplazamiento de las sesiones, además del aspecto sanitario, les representa mayores gastos.

Estas personas pagan en promedio 900 pesos por cada sesión, pero en un principio estuvieron sufragando casi mil 300 pesos, por el servicio. Además, tienen que pagar el costo de su traslado hasta la capital del Estado, razón por la que todas estas familias se encuentran arruinadas económicamente, aspecto que desde luego no les importa a las autoridades sanitarias.

Que se vayan a la iniciativa privada

Este martes, el grupo de pacientes que recibía atención los fines de semana (eran siete y ahora ya son tres, el resto ha fallecido) se reunió con los directivos de “Buenfil Osorio”, quien les confirmó la suspensión temporal de las sesiones de los sábados.

La única alternativa que los funcionarios sanitaristas ofrecieron a los pacientes y empobrecidos familiares es que acudieran a los servicios que ofrecen el Hospital Vossan y el Centro Médico de Campeche, que son precisamente los más caros de Campeche.

Para justificarse ante los pacientes, a muchos de los cuales les queda solamente algunos meses de vida, los funcionarios también les confiaron que no solamente en el área de hemodiálisis se han limitado algunos servicios, sino prácticamente en todo el sector salud, ya que se les está practicando una auditoría, sin embargo, no precisaron cuál es la instancia contralora.

Esta situación tiene lugar precisamente cuando en forma anónima algunos empleados del Sector Salud comenzaron a circular –a través del Facebook- la versión de que está siendo investigado un fraude de por lo menos 160 millones de pesos en el Seguro Popular, versión que fue retomada por algunas publicaciones de Internet.

Y una vez más, la Dirección del Dr. Buenfil Osorio recurrió a la excusa de que estas medidas obedecen a los cambios que en materia de salud inició el Gobierno Federal, sin embargo, es necesario mencionar que ahora ha comenzado a trascender que los pacientes de nefrología estuvieron pagando servicios al mismo costo que los ofrecen los hospitales privados.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.