domingo, septiembre 22

Llamado del IMSS a donar órganos

0
145

                      

·     Las y los pacientes que son trasplantados pueden llevar una vida prácticamente normal, sólo deben continuar tomando sus medicamentos para ayudar a impedir que sus cuerpos rechacen el nuevo órgano

 Con motivo del Día Mundial de los Trasplantados, que se conmemora el 6 de junio, José Manuel Marín Alvarado, médico internista y coordinador hospitalario de donación de órganos y tejidos con fines de trasplante de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, informó que desde hace 30 años se efectúan trasplantes de riñón en dicha unidad médica.

En ese tiempo, se han realizado  aproximadamente 500 trasplantes; tan sólo el año pasado se lograron 22, así como diversas procuraciones multiorgánicas para enviar órganos a otros estados.

A partir del 2006, la Organización Mundial de la Salud (OMS), instauró la conmemoración con el fin de crear conciencia sobre la necesidad que tienen millones de personas, que padecen enfermedades crónicas o terminales, de tener un trasplante para continuar viviendo.

Una persona puede necesitar un trasplante de órganos si uno de éstos no cumple con sus funciones; lo que puede ocurrir debido a una enfermedad o lesión. Un trasplante es un procedimiento médico que consiste en trasladar órganos, tejidos o células de una persona (donador) a otra (receptor) para mejorar la calidad de vida del paciente o darle una esperanza para seguir viviendo.

En el IMSS a nivel nacional, a febrero de 2018, se habían efectuaron mil 639 trasplantes de riñón, mil 314 de córnea, 201 de células progenitoras hematopoyéticas –útil en el tratamiento de padecimientos graves como anemia aplásica y leucemias–, 40 de hígado y 23 de corazón.

Según estimaciones de la OMS, el órgano con más demanda es el riñón, ya que el trasplante de dicho órgano es considerado el mejor tratamiento que existe para los pacientes con insuficiencia renal crónica.

El especialista del Seguro Social señaló que la  insuficiencia renal es causada por diabetes, hipertensión y  en algunos casos por litiasis (piedras en el riñón); a las y los pacientes que presentan la enfermedad se les otorga el servicio de diálisis peritoneal y hemodiálisis (terapia de reemplazo para la función renal); sin embargo, lo ideal sería tener donadores altruistas para poder proporcionarles un trasplante de riñón; con lo que recobrarían su calidad de vida.

El donador vivo generalmente es un familiar pero puede ser cualquier persona que quiera donar, siempre y cuando sea en forma voluntaria, altruista, libre, consciente y sin remuneración alguna.

Por otro lado, especificó el doctor Marín Alvarado, el donador cadavérico es aquella persona que, por ejemplo, sufre un accidente y estando bajo ventilación asistida se detectan clínicamente datos de muerte cerebral, la cual se corrobora por estudios de gabinete y tiene que ser certificada por un médico.

Las y los pacientes que son trasplantados pueden llevar una vida prácticamente normal, sólo deben continuar tomando sus medicamentos para ayudar a impedir que sus cuerpos rechacen el nuevo órgano, además de adoptar costumbres totalmente saludables para evitar complicaciones en su salud.

Los donantes de órganos pueden ser personas de todas las edades. Si es menor de 18 años de edad, sus padres o tutor deben autorizarlo. Si es mayor de 18 años, puede indicar que desea ser donante firmando una tarjeta de donantes, además de comunicárselo a su familia, finalizó el especialista del IMSS.

Comments are closed.