miércoles, marzo 3

Llueve sobre mojado al sector turístico

0
296

Le llueve sobre mojado a comerciantes y prestadores de servicios turísticos de Cancún que vienen enfrentando la dura cuesta de enero y que ahora reportan pérdidas importantes por las condiciones hidrometeorológicas que azotaron a la región durante el fin de semana pasado.

Las condiciones no fueron favorables y muchos comercios prefirieron mantener la cortina abajo frente a las constantes lluvias que se registraron durante el fin de semana, ahuyentando al turista y al consumidor local que prefirió mantenerse dentro de sus hogares o dentro de los grandes desarrollos hoteleros de Cancún.

La neblina que de plano se presentó ayer domingo de manera inusual, generó cierta expectación entre el turismo y la población que no está acostumbrada a ver estos escenarios frente al mar, lo que motivo un poco de flujo turístico en los principales miradores de Cancún como Playa Delfines y Mirador Dos o Coral.

La lluvia constante mantuvo las playas vacías y sólo una que otra persona audaz, se atrevió a pisar la duna frente al constante viento y la llovizna que no dejó de caer por más de 24 horas en muchas zonas de este destino.

En muchos hoteles de Cancún, de plano no se pusieron camastros en la zona de playa ni tampoco se realizó la actividad programada, aunque en estos desarrollos aún la actividad y ocupación es poca y se está a la espera del mayor repunte en las operaciones que se estiman serán a partir del próximo fin de semana, cuando se tenga una mayor presencia del turismo internacional.

El turista que permanece en la región, prefirió mantenerse dentro de sus desarrollos y no realizó ninguna otra actividad más que descansar o integrarse a las amenidades que ofrecen los grandes resorts, pero poco fue el turista que continuó con su plan de viaje en algún tours o visita a uno de los parques ecoturísticos, pero las marinas siguieron reportando pérdidas considerables por efecto del mal tiempo.

En la ciudad, las plazas comerciales fueron las que reportaron un mayor movimiento por el temporal y esto provocó cierto beneficio en la temporada que no ha sido muy buena en materia de ventas, pues la cuesta de enero le ha pegado a todo el sector comercial y a la familia, que trata de minimizar sus gastos para enfrentar las deudas adquiridas durante la temporada navideña.

Para lo que será la semana, se espera que las condiciones mejoren y que se logre sentir el repunte del que tanto se habla en la industria turística, a fin de que el sector productivo vuelva a tener un ingreso favorable.

Fuente: PorEsto

 

Comments are closed.