jueves, abril 9

Los e-sports se acercan a los mil mdd… y enfrentan nuevos problemas

0
744

Al igual que el beisbol y el basquetbol profesional antes, los videojuegos competitivos están pasando por crecientes problemas relacionados con los contratos de los jugadores, el reparto de ingresos y los derechos de patrocinio.

El caso de mayor perfil se produjo en mayo, cuando uno de los atletas más famosos del mundo, el jugador de Fortnite Turner “Tfue” Tenney, demandó a su equipo bajo el argumento de que un contrato oneroso estaba limitando ilegalmente sus oportunidades comerciales.

Ahora, la organización está respondiendo. En una demanda federal presentada el jueves en Nueva York, el equipo FaZe Clan está pidiendo compensación por los daños a causa de la decisión de Tenney de abandonar su contrato. Pide millones de dólares: su parte de ganancias, tarifas de aparición y acuerdos de patrocinio.

Los propietarios también quieren una compensación por los comentarios y las acciones perjudiciales presuntamente realizadas por su exjugador.

El litigio está obligando a jugadores, propietarios y fanáticos a elegir bandos en lo que próximamente será un negocio de mil millones de dólares. Después de que Tenney demandara, los defensores de los jugadores argumentaron que la falta de regulación y transparencia permite a los propietarios de los equipos aprovecharse de los jugadores al principio de sus carreras.

Otros se pusieron del lado de los propietarios, destacando la estructura de apoyo, los riesgos y la inversión necesarios para desarrollar una estrella de los deportes electrónicos de buena fe.

FaZe Clan esperaba resolver el asunto en privado, según su director ejecutivo Lee Trink, pero recientemente concluyó que un acuerdo era imposible. Los abogados de Tenney no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

“No teníamos otra opción”, dijo Trink en una entrevista. “Se hizo imposible alcanzar cualquier tipo de resolución a través de nuestras conversaciones”.

JUEGOS MÚLTIPLES
FaZe Clan, una de las franquicias más populares en deportes electrónicos, tiene equipos que juegan Fortnite, Call of Duty y otros juegos.

Tenney era relativamente desconocido cuando firmó con FaZe Clan en abril de 2018, pero rápidamente se convirtió en la estrella de la organización. Ahora, como uno de los jugadores y streamers de Fortnite más famosos del mundo, la cuenta de Tenney en YouTube tiene más de 11 millones de suscriptores.

Es el tercer streamer más seguido en Twitch, de Amazon.com, detrás de los jugadores “Ninja” y “shroud”. Fuera de FaZe Clan, compitió la semana pasada en la Copa Mundial Fortnite en Nueva York con un atuendo estampado de leopardo.

Según la contrademanda del equipo, Tenney ha recaudado más de 20 millones de dólares desde que se unió a FaZe Clan, y le debe la mayor parte a la compañía en virtud del contrato. El equipo intentó llegar a un acuerdo con Tenney y había recaudado solo 60 mil para cuando se fue. El equipo busca el saldo pendiente bajo el contrato, una suma no revelada.

FaZe también reclama daños por la conducta de Tenney, la cual considera un incumplimiento de contrato. Eso incluye comentarios despectivos sobre la organización e interferir con sus relaciones con empresas u otros jugadores.

La franquicia dice que también está tratando de proteger secretos comerciales, como sus métodos para crear videos y participar en redes sociales.

Fuente: El Financiero.

Leave a reply