martes, octubre 27

Los LeBarón, con vínculos en la Península de Yucatán

0
2316

 

Mormones llegan al Sureste por la violencia del Norte

La comunidad mormona de Chihuahua que vive en Colonia LeBarón, Las Moras y otras localidades de ese estado, que perdió a nueve de sus miembros —seis mujeres y tres niños— asesinados por el crimen organizado, tiene una ramificación en la Península de Yucatán, donde algunos de sus integrantes practican la poligamia.

Estos mormones —que no son considerados miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la institución oficial del mormonismo en el mundo, que prohíbe terminantemente el matrimonio con varias esposas—, se asentaron en dos pequeños lugares de Quintana Roo, cercanos a las comunidades de Bacalar y Felipe Carrillo Puerto, hace más de 20 años.

La mayoría de sus integrantes llegó a la Península huyendo de la violencia en Chihuahua y del encarecimiento de las tierras, que les impedía crecer como agricultores.

La primera comunidad mormona creyente en la poligamia que se estableció en Quintana Roo lo hizo en 1997 en Chulavista, a cinco kilómetros de Pedro Antonio Santos, ubicado sobre la carretera federal Cancún-Chetumal, a 10 kilómetros de Bacalar.

Allí viven alrededor de 20 familias, todas conocidas entre sí, originarias en su mayoría del norte del país, pero de ascendencia estadounidense y con el apellido LeBarón. En total, hay cerca de 160 habitantes, entre niños, jóvenes y adultos, dedicados a la agricultura, la albañilería, la carpintería y el trabajo temporal en Estados Unidos.

Sus inicios

La comunidad se formó cuando sus primeros pobladores compraron 550 hectáreas a los propietarios de lo que entonces era el enorme rancho “El Cafetal”.

Según datos recabados por Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, uno de los hombres prominentes de esta comunidad es Jay Ray Church, quien llegó procedente de Galeana, Chihuahua, el municipio donde está Colonia LeBarón, con varios de sus hijos y esposas.

Ray es sobrino de Floren LeBarón, uno de los cuatro hijos de Alma LeBarón. Éste llegó a Chihuahua procedente de Utah, la sede de los mormones, en 1924, expulsado de su país por creer en la poligamia, una práctica aceptada por esa iglesia en sus inicios.

El arqueólogo mormón César Castillo Valdés, egresado de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, entrevistado por Central 9, señala que Alma se estableció en Galeana y abrió allí una colonia con su propio nombre. A su muerte, en 1951, algunos de sus hijos, como Joel, Verlan y Floren, fundaron la Iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos, que permitía a los hombres tener más de una mujer.

Joel y Verlan

Joel fue el primer líder de la nueva iglesia y a su fallecimiento lo sucedió su hermano Verlan. La iglesia, empero, desapareció en 1981 tras la muerte de éste.

De acuerdo con Castillo Valdez, a partir de entonces esa iglesia dejó de funcionar propiamente como una iglesia. “Sus miembros están de acuerdo con todos los principios de El Libro del Mormón y se puede decir que son mormones, porque creen en el Libro y en la interpretación de lo que ellos defendían como las enseñanzas de la iglesia original, que permitía la poligamia”, señala el entrevistado.

Para el caso de los residentes de La Mora y Colonia LeBarón, algunas de las familias siguen practicando la poligamia, pero otras lo dejaron de hacer hace décadas, precisa Castillo Valdez.

En febrero de 2014, un equipo de Central 9 lo entrevistó en su casa de Chulavista, donde admitió que muchos de sus residentes practicaban la poligamia.

Esa ocasión dijo que la iglesia de sus ancestros “la fundó el profeta José Smith, quien dio ciertas enseñanzas básicas, que nosotros creemos. Son las legítimas y las hemos seguido, mientras otros grupos, como la iglesia de Utah, se han apartado de las enseñanzas originales, incluida la poligamia”.

Y usted, ¿cuántas esposas tiene, varias?

“Sí, he tenido varias, pero ¡basta con eso!”, exclamó.

Los reporteros observaron en Chulavista que Jay, como otras personas de la comunidad, eran reacias a discutir en público el tema del matrimonio plural o “celestial” como le llama el mormonismo original, pero tampoco escondían sus creencias. (Continuará).

Entrevista/ Antecedente

En febrero de 2014, un equipo de Central 9 entrevistó a Jay Ray Church en Chulavista.

Con sus esposas
Esa vez, contó que 12 años después del cierre de la Iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos salió de Chihuahua y se trasladó a Quintana Roo con varias de sus esposas.

”No es un crimen”

¿Cómo se vive la poligamia?, se le preguntó. “Lo único que enseñamos de ese tema es que todo mundo debe aceptar que la poligamia no es un crimen, que es respetable, como cualquier matrimonio. Si el hombre sostiene a su familia y la protege, es un principio que se debe de respetar”, respondió en esa ocasión.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply