viernes, enero 22

Los niños y adolescentes deben mantener rutinas en casa durante el confinamiento

0
8078

 

También es necesario dejar horarios específicos durante el día para momentos de diversión y para pasar tiempo con los hijos

Mantener una rutina lo más apegada posible a la vida normal es lo más recomendable para que los niños y adolescentes sobrelleven mejor esta época de confinamiento, recomendó Emmanuel Sarmiento, especialista en psiquiatría infantil y de la adolescencia.

Cada hogar vive una situación distinta, pero se debe tratar de conservar, lo más que se pueda, la misma rutina que se solía tener: dormir y despertar a la misma hora o mantener los horarios de alimentación habituales”, indicó.

El especialista recordó que la misma Secretaría de Educación Pública ha repetido en diversas ocasiones que esta época de emergencia no son vacaciones, por lo que los niños y adolescentes deben mantenerse activos.

Por ejemplo, no hay que dejar de meterlos a bañar. No podemos tenerlos todo el día con la pijama porque no van a clases, sino que debemos mantener sus rutinas”, reiteró.

Al participar en una conferencia virtual organizada por la empresa Pfizer, la Asociación Voz Pro Salud Mental y la Asociación Psiquiátrica Mexicana, el psiquiatra sugirió también la necesidad de poner horarios para hacer la tarea durante el día.

Asimismo, al estar los niños y adolescentes todo el día en casa y cumpliendo obligaciones escolares, los adultos tienen una obligación extra: ayudarles con su tarea.

Vamos a necesitar mucha calma en casa para hacer la tarea con los hijos”, advirtió.

Pero también es necesario dejar horarios específicos durante el día para momentos de diversión y para pasar tiempo con los hijos.

“No es recomendable que pasen mucho tiempo en una tablet o en videojuegos. Lo mejor es tener momentos de sano contacto con ellos en familia”, apuntó.

Hay que estar atentos a sus emociones

Sarmiento subrayó que en estos días hay que estar atentos a los cambios emocionales que tienen los niños y adolescentes.

Sean niños o adolescentes, pueden presentar el empeoramiento de emociones como ansiedad o tristeza, las cuales son normales, pero cuando se empiezan a hacer muy intensas y prolongadas o generan alguna disfunción en su vida, entonces hay que tener cuidado”, señaló.

Los niños y adolescentes suelen ser irritables, pero hay que observar cuánto crece esa emoción durante estos días.

“También hay que observar si empiezan a presentar alteraciones en su ciclo de sueño y vigilia o que empiecen a tener alteraciones en su apetito”, enumeró.

Los padres deben predicar con el ejemplo

Pero para poder ayudar a los niños y adolescentes en casa, es necesario que los adultos se mantengan tranquilos y serenos, apuntó Sarmiento.

La forma en la que los padres reaccionen ante esta situación será una conducta a seguir para los niños y adolescentes”, indicó. “También como adultos es normal sentir miedo, pero debemos demostrar tranquilidad a los hijos, mostrarles que las cosas se resuelven con calma y, sobre todo, deben estar muy organizados”.

Asimismo, al igual que los adultos, es fundamental que en los niños y adolescentes se limite la exposición a noticias, especialmente las de las redes sociales.

En las redes sociales suele haber menos certeza, y eso puede afectarlos mucho más”, reiteró.

Fuente: López-Dóriga Digital.

Leave a reply