sábado, abril 4

Los porros del PRI, del PRD y de MC

0
154

La catástrofe que vive el PRI les ha imposibilitado construir una oposición que en el mediano plazo se convierta en una opción de contrapeso para frenar los planteamientos del joven gobierno de López Obrador.

OPINIÓN DEL EXPERTO NACIONAL
Por Luis Díaz Luna

Ante ello, han optado por mover a sus viejas clientelas, a las que el tricolor empobreció, pero que pese a ello, todavía tienen poder sobre ellas. Es así que Antorcha Campesina, vinculado al PRI, funge en esta nueva etapa del país como el grupo de choque de los viejos dinosaurios para desestabilizar la nación.

La movilización afuera de la Cámara de Diputados y del bloqueo vial en las inmediaciones del AICM no deben verse como un hecho aislado, pues fueron planeadas de forma estratégica por quienes tienen influencia en los antorchistas, quienes fueron movidos desde el municipio de Ixtapaluca, Estado de México.

Ixtapaluca es el bastión de Antorcha Campesina en este municipio los gobernadores mexiquenses le dieron a este grupo todas las facilidades para asentarse a cambio de apoyo político y de movilizaciones en favor del Revolucionario Institucional.

Antorcha Campesina, irónicamente, ya no es una agrupación que represente a quienes verdaderamente se dedican a las actividades agrícolas, pues les resulta más lucrativo la toma de calles, avenidas y causar un caos legislativo, todo ello es posible por el apoyo que reciben del partido tricolor.

Los antorchistas no están con la lucha campesina ni con la defensa de la tierra, pues nunca alzaron la voz cuando los intereses empresariales y económicos y del gobierno mexiquense despojaron a los indígenas mazahuas de sus tierras para construir la carretera Toluca-Naucalpan, por ejemplo. No se debe perder de vista que hubo diputados del PRI que se involucraron en las movilizaciones, así como también en el intento por dejar entrar a la Cámara a los grupos que se manifestaron.

Sin embargo, no sólo el PRI está moviendo a sus clientelas para gestar la intentona desestabilizadora del gobierno de López Obrador, también juega un papel importante las acciones que han emprendido miembros del PRD y de Movimiento Ciudadano. En el caso de los primeros, al igual que los priistas, mandaron a sus clientelas a San Lázaro.

No obstante, tanto los amarillos como los naranjas de MC, además de promover movilizaciones en las vías púbicas, han llevado sus actos porriles contra el nuevo gobierno a las redes sociales, en donde figuras como el, todavía perredista, Fernando Belaunzarán a diario y a todas horas, externa su descontento y odio patológico contra todo lo que huela a Morena y a López Obrador.

No es casual que Belaunzarán se haya aliado con Jorge Roberto Avilés Vázquez, Callo de Hacha, para golpear al gobierno desde las plataformas virtuales y radiofónicas de Avilés Vázquez, quien al igual que el filósofo perredista pretende generar terror en las audiencias al hablar del gobierno morenista.

En este amplio espectro de golpismo político, militantes de Movimiento Ciudadano aparecen en esta narrativa. Jorge Álvarez Maynez y el senador Samuel García, quienes, lejos de honrar el trabajo político por medio de la construcción de acuerdos y diálogo, apuestan por criticar de forma severa el nuevo gobierno.

Al igual que Belaunzarán, Álvarez Maynez y García, todos los días, por medio de sus cuentas de redes sociales, externan su molestia con el gobierno, olvidando que su labor consiste en sacar la agenda legislativa de Movimiento Ciudadano en beneficio de la sociedad, la cual no ha aportado nada hasta este momento.

Las acciones emprendidas por el PRI y su primo-hermano del PRD, no sorprenden a nadie, no obstante sí la postura que tiene Dante Delgado y sus pupilos con respecto al gobierno, pues es importante manifestar que, desde su creación, MC se proclamó como un partido de centro-izquierda, que poco a poco se ha ido corriendo a la derecha, como muestra sus alianzas con el PAN.

La incapacidad de Samuel García y de Jorge Álvarez Maynez por sacar adelante la agenda de su partido construyendo acuerdos, los ha llevado a comportarse como golpeadores vía redes sociales, en donde además de actuar como porros, los consumidores de sus contenidos pueden ver que tanto el senador regiomontano, como el zacatecano ventilan su vida personal.

Prueba de ello es que sabemos que Álvarez Maynez le va a los Pumas, que hace algún tiempo acudió a un concierto de la banda Pesado, que atacó al político independiente Pedro Kumamoto desde Facebook, que el Día de Muertos le puso un altar a su abuelita, que come tacos en algún mercado de la Ciudad de México, que asiste al barbero y se toma fotos navideñas con su esposa. Ésos son los aportes a la democracia del expriista zacatecano.

Del senador García sabemos que tiene una novia llamada Mariana Rodríguez, a quien presume como trofeo, también los consumidores de redes sociales se han enterado de que el doctor García en campaña subió cinco kilos de peso, así como también modela y promociona camisas de una marca regiomontana, dejando en claro que más que un senador parece un mirrey más en la política, muy similar a los priistas de Atlacomulco.

El abanico del porrismo opositor es limitado todavía y quizá el gobierno debe poner atención en los embates de Antorcha Campesina, no así a las ocurrencias de Belaunzarán, Álvarez Maynez y García, quienes en caso de fracasar en la política bien pueden ser los próximos protagonistas de la siguiente temporada de Acapulco Shore.

Fuente: Excelsior

Comments are closed.