miércoles, noviembre 13

Lozoya se dice víctima de ‘ataque político cobarde y sin fundamentos’

0
350

Responde a cuestionario del diario alemán Süddeutsche Zeitung y el medio suizo Tamedia; cuestiona acusaciones contra su madre; niega caso Odebrecht

El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, afirmó que las acusaciones por los delitos de asociación delictuosa, operaciones con recursos de procedencia ilícita y cohecho ligados con el caso Odebrecht son “un ataque político cobarde y sin fundamentos” contra él y su familia.

Luego de las órdenes de aprehensión giradas en su contra por autoridades mexicanas el 28 de mayo y el 4 de julio de este año, el exdirectivo de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la pasada administración federal cuestionó que a su madre, Gilda Margarita Austin y Solís, se le acuse de “haber recibido dinero de alguna cuenta mía antes de que yo fuera funcionario público, ¿qué clase de delito es ese?”, cuestionó.

Así lo dijo el exfuncionario buscado por la Interpol, quien a través de su abogado Javier Coello, respondió desde una locación no identificada, un cuestionario que le hicieron llegar el diario alemán Süddeutsche Zeitung y el medio suizo Tamedia, como parte de una investigación realizada junto con periodistas mexicanos de Quinto Elemento Lab.

De acuerdo con este último medio, Lozoya responde por primera vez a la prensa desde que es investigado en México por dichos delitos y de acuerdo con estos medios de comunicación, quien fuera director de la empresa productiva del Estado y su familia tienen intereses empresariales y financieros en Alemania y Suiza, por lo que las autoridades europeas ya iniciaron investigaciones al respecto.

En sus respuestas al cuestionario, Emilio Lozoya sostuvo que estas imputaciones “son un ataque político cobarde y sin fundamentos contra mí y mi familia, en ningún momento como funcionario público ni yo ni mi familia recibimos dinero alguno de empresas o personas, de tal forma niego cualquier acusación de corrupción”.

¿Y LAS INVERSIONES INMOBILIARIAS Y EL CASO ODEBRECHT?
Explicó que las inversiones en las empresas registradas en Múnich, ELMO Wolfsburg GmbH y ALL-Me Hamburg GmbH, son inversiones inmobiliarias que fueron declaradas ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) cada año mientras fue funcionario público, todas “producto de mi trabajo empresarial” antes de ser empleado de gobierno.

Rechazó haber ayudado a la empresa brasileña Odebrecht a consolidarse en México y ganar contratos con Pemex, pues a cambio de sentencias reducidas “pueden haber inventado lo que les convenía” y apuntó que fue por motivos profesionales que conoció a sus directivos como a las principales empresas de la región, antes de ser funcionario público.

Expuso que sus sucesores y la actual administración han propiciado una caída de más de 30 por ciento en la producción de gas en el país, y que “por decisiones propias y erróneas, intentar culpar a alguien cuatro años después, es absurdo”.

Respecto a la casa en la Cuidad de México, adquirida supuestamente con recursos provenientes de sobornos de los ejecutivos de Odebrecht, Emilio Lozoya dijo que la compra se hizo un mes antes de ser funcionario público, con dinero producto de actividad empresarial de años de trabajo previo.

¿QUÉ HAY DE LA PROPIEDAD EN LA COSTA?
Dijo que no existe relación entre la compra que realizó su esposa Marielle Eckes de una propiedad en la costa pacífico de México a través de un abogado que trabajaba para Altos Hornos y cualquier otro negocio, además de que el dinero para pagarla fue tanto de su esposa como de él antes de desempeñarse en el ámbito público.

Calificó de absurdo ligar a Odebrecht con su participación como miembro del consejo de administración de Cormus Holding y en empresas como JF Holding, cuyas inversiones, dijo su abogado Javier Coello, “fueron declaradas ante la Secretaría de la Función Pública, incluyendo cualquier participación en empresas extranjeras”.

El exdirector de Pemex rechazó la apertura de empresa alguna en el despacho de Mossack Fonseca, aunque no descartó la posibilidad de “que le hayan tratado de vender algún servicio a mis empresas y hayan intentado abrir una cuenta para mí, pero jamás tuve mi empresa ni dinero con dicho despacho, ni recuerdo haberlos conocido”.

En cuanto a la detención de su madre, Lozoya Austin sostuvo que los delitos que se les imputan no ameritan prisión preventiva en México. “En dicha persecución política atacan a mi familia, a mi madre se le acusa de que haya recibido dinero de alguna cuenta mía antes de que yo fuera funcionario público, ¿qué clase de delito es ese?”, puntualizó.

La semana pasada, el abogado de Emilio Lozoya, Javier Coello, adelantó que en unos días su cliente daría a conocer, mediante un video, su versión sobre las compras de las plantas de Agronitrogenados y Fertinal, así como el saqueo a Pemex que, afirmó, cometieron el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el expresidente.

Fuente: Excelsior

Leave a reply