jueves, enero 23

Mahahual, opción para relocalizar el basurero de Othón P. Blanco

0
5294

 

El ayuntamiento está por concluir el confinamiento de residuos sólidos

Ante la orden jurisdiccional de sanear el tiradero a cielo abierto del poblado de Calderitas, así como su posterior cierre, el alcalde de Chetumal, Otoniel Segovia, debe “salir a buscar los recursos que se requieren para poder sanear el relleno sanitario”, apuntó la regidora independiente María Hadad Castillo.

El edil, agregó, debe tomar decisiones de dónde será el nuevo sitio de disposición final o en el peor de los escenarios, es que en caso de clausura del actual, la basura se traslade hasta Mahahual.

“Eso implicaría muchísimos recursos y afectaría el servicio de recoja que ha mejorado con la adquisición de los 14 camiones recientes”, precisó.

El pasado 29 de noviembre, el Juzgado VI de distrito resolvió que el Ayuntamiento de Othón P. Blanco tiene un plazo de dos meses para ejecutar saneamiento del tiradero a cielo abierto del poblado de Calderitas y un plazo de cuatro meses para el cierre definitivo, ello en relación al juicio de amparo 306/2019 que promovieron en abril de este año dos niños de la colonia Las Américas 3.

El alcalde comentó que desde que la Procuraduría de Protección al Ambiente (PPA) fijó una multa al Ayuntamiento, éste inició trabajos de saneamiento y que están a punto de concluir el confinamiento de residuos sólidos al interior del basurero.

En relación a la clausura que mandata el Juzgado VI en un plazo de seis meses, indicó que buscan la alternativas para terminar el contrato con la empresa Intransiso (vigente pero no cumplimentado) para celebrar el contrato con otra empresa de tal modo que se pueda dar solución al problema.

“Vemos con mucha seriedad el tema y la parte jurídica, no necesariamente abrirlo en otro sitio, sino buscar otra empresa para aprovechar los residuos sólidos y transformarlos, tenemos que cumplir, si caemos en desacato no quiero pensar lo que pueda suceder”, señaló Otoniel Segovia.

Indicó que además que no tienen “plan B” si los diputados del Congreso del estado no aprueban la tarifa de recolección de poco más de 30 pesos mensuales por cada vivienda dado que se requiere incrementar el monto de recaudación para brindar el servicio.

En caso de que los diputados no le aprueben la propuesta dijo, “sería desastroso tomar alguna otra medida” al referir la posibilidad de un nuevo endeudamiento que implicaría “un costo político”.

Fuente: La Jornada Maya.

Leave a reply