Mahomes prefirió el emparrillado y no el diamante

0
11

CIUDAD DE MÉXICO.

Pat Mahomes lo admite: jamás le gustó la idea de que su hijo jugara futbol americano. No le gustó cuando se fue con Texas Tech y tampoco cuando lo reclutaron los Jefes.

“Siempre creció en torno del beisbol y también jugaba bien basquetbol”, dijo Mahomes en entrevista publicada por el USA Today. “Ésos eran sus dos deportes, yo intentaba que no jugara futbol americano, pero en su segundo año en la prepa dijo que buscaría ser quarterback… debo admitir que tomó la decisión correcta”, señaló para el diario.

Patrick Mahomes creció en clubhouses, y hoy es líder de la NFL en pases de touchdown (10), luego de lanzarle seis a Pittsburgh en el triunfo de Kansas City 42-37; los Jefes van com 2-0 y el joven de segundo año ha lanzado 582 yardas y aún no le interceptan.

Mahomes siempre ha sido el gran crítico de su hijo, pero ahora no. “Me emociona mucho verlo que ha alcanzado su sueño y que tiene tanto éxito. Veo la pasión y el corazón en su juego”, aseveró Mahomes, quien lanzó para seis diferentes equipos de Grandes Ligas (y uno más en Japón) y se fue con récord de 8-0 en 1999, cuando los Mets llegaron a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Él está convencido de que Patrick también hubiera trascendido en el diamante: los Tigres de Detroit lo seleccionaron como jardinero cuando aún estaba en la preparatoria. Pero su padre supo que su camino estaba en los emparrillados cuando fue becado por Texas Tech.

“Estuve muy orgulloso de mi carrera en las Grandes Ligas (récord de 42-39 y 5.47 de ERA), pero debo decir que él me superará en la NFL”, concluyó.

Fuente: Excélsior

Comments are closed.