domingo, marzo 29

Mario pidió una “novia chiquita”; Giovanna le llevó a Fátima

0
797

 

Durante la noche del miércoles ocurrió la detención de Mario y Giovana, presuntos responsables por el feminicidio de Fátima, una niña de 7 años. Ahora ellos habrían confesado.

El cuarto donde los encontraron pertenece a Irma Reyes C., tía de Mario y quien narró para Noticieros Televisa cómo se enteró de la muerte de la pequeña.

De acuerdo con el relato, Mario y Giovana llegaron con la señora, a quien no veían desde hace 16 años y le pidieron quedarse con ella. La mujer les rentó un cuarto, presuntamente el lugar donde los encontraron en el Estado de México.

¿Quién mató a Fátima?

“Ellos entraban al baño, les daba un taco y los veía extraños, no hablaban”, expresó Irma, quien dijo que todo fue más claro cuando vio la televisión. . “Yo les dije no, ustedes me van a decir algo, lo estoy viendo en la tele. ¿Quién mató a la niña?”.

Cuestionamiento al que los presuntos asesinos habrían respondido con una explicación.

Mario quería “una novia chiquita”

Le dijeron que lo hicieron porque Mario quería tener “una novia chiquita”.

“Yo les pregunté: ‘hijo, ¿recibieron dinero? ¿Fue por dinero?’ y se quedaron callados y dijo la chica ‘no fue por dinero’. ¿Entonces por venganza, hijos? ¡Eso no se hace!”.

Sobre quién mató a Fátima. La señora dijo que Mario la habría agarrado y Giovana le puso los cinturones.

Giovana le contó que Mario “quería una niña para hacerla su novia para toda la vida, quería un regalito, sino iba a agarrar a una de sus hijas”.

El vídeo original fue borrado de las plataformas de Grupo Televisa.

Giovana confirma que ella entregó a Fátima con Mario
Frente a las autoridades, Gladis Giovana, confirmó que ella entregó a Fatima con Mario, pues éste le había pedido una “novia joven” que le durara por mucho tiempo.

Antes -a decir de la mujer- la había amenazado con abusar sexualmente de sus dos hijos. Giovana aseguró que por temor, le llevó a Fátima pues “recordó que su familia no le prestaba mucha atención” a la menor.

En este sentido detalló también que cuando se la entregó, Mario Alberto la vistió con un vestido que recién había comprado y le pintó las uñas. De igual manera Giovana dijo que ella misma había asfixiado a Fátima con un cinturón, una vez cometido el crimen y al darse cuenta que eran buscados por las autoridades, decidieron abandonar el cuerpo en el baldío donde fue encontrado y decidieron escapar.

Giovana se arrepiente

Ambos confesaron cómo fue que se concretó la agresión. Giovana dijo que él (Mario) no mostró arrepentimiento, sin embargo, explicó sentirse arrepentida, pero que no tenía opción pues le tenía miedo y no quería que Mario atacara a sus hijos. Este relato ya obra en las actuaciones ministeriales del caso.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply