domingo, enero 23

Marla Solís, hija de Marco Antonio Solís, demuestra por qué es una de las mujeres más hermosas

0
397

La joven de 21 años no deja de sorprender y orgullecer a su familia, seguidores en redes sociales y fans que la siguen con lo que hace.

Marla es una de las hijas de Marco Antonio Solís y la cubana Cristy Solís, Sus hermanos son Marco Antonio Solís Jr., Beatriz Adriana Solís y Alison Solís. La joven cumplió el pasado 19 de julio sus 21 años. Actualmente despliega su belleza en el mundo del modelaje publicitario y la pasarela, y se anima a seguir los pasos de su padre, pero en menor medida. El apellido del cantante tiene heredera en otras ramas artísticas. Y de qué manera.

La hija del famoso cantante intérprete de “Mi eterno amor secreto” hace un par de años atrás grabó una canción junto a su padre y su hermana Beatriz llamada “¿Dónde estará mi primavera?”. Este fue su primer trabajo en conjunto y es una reversión de uno de los temas musicales más conocidos el cantautor. Sobre éste Marco Antonio afirmó que “tiene una gran frescura y movimiento gracias a la voz de las jóvenes que hicieron que sea una combinación perfecta para los oyentes”. Con esto, tiro el guiño para que siga sus pasos, pero con el tiempo dejo el escenario por las pasarelas, lo cual hace también muy bien.

Marla Solís confirmó nuevamente toda su belleza en las redes sociales con un nuevo contenido multimedia que se viralizó de inmediato entre sus followers. Por otro lado, su padre Marco Antonio Solís, que se encuentra de gira por lo largo su país natal la apoyó.

En el posteo, medio día atrás, Marla, uno de los nuevos talentos que viene asomando, poso súper lookeada y maquillada, prendas escuras, entre esos, una gorra con detalles, con muchos accesorios, brillos y glitter que hacen su make up, algo único y marca tendencias en la moda.

Ya superó los 1500 corazones de likes y tiene el apoyo en los comentarios de sus casi 205 mil seguidores, que le regalan corazones, fuegos y besos, en formas de emojis, en cada posteo que sube.

Fuente: El Heraldo

Leave a reply