domingo, septiembre 20

Más de 26 niñas menores de 15 años dan a luz cada día

0
268

Por Alejandra Parra Mejía, reportera en Yucatán a la Mano.

Mérida, Yucatán a 15 de Octubre del 2018.- El embarazo infantil, y el abuso sexual infantil es un problema que debería visibilizarse como tal, además de dejar de santificar la maternidad de estos casos, aseguró Aurora Aguilar, directora general del Centro de Estudios para la Igualdad de Género de la Cámara de Diputados.

En su visita a Mérida, ofreció una plática a diversas mujeres y adolescentes sobre prevenciones y estadísticas con respecto al abuso sexual y embarazo infantil.
En entrevista, dijo que el objetivo principal de estas charlas que se darán a nivel nacional, es visibilizar el problema, para que se comience a atacar, y legislar como tal.
“Hoy lo que estamos haciendo es hacer visible que este es un fenómeno distinto, el embarazo infantil tiene diferentes razones, que el embarazo adolecente y entonces son fenómenos diferentes, que hay que entender de manera diferente”, dijo.

El punto sobre el que va a trabajar, es hacer responsable al agresor, o bien, al padre del bebé para que responsabilice de sus actos.
“Tenemos que involucrar al varón en un tema de igualdad, para que el varón sea tan papá de este bebé como la mamá lo es, de tal suerte que la responsabilidad de prevenir los embarazo sea de ambos”.

De 2011 a 2016 hubo más de 2 millones de nacimientos de madres menores de 19 años, según la entrevistada, quien a su vez afirmó que estos nacen en condiciones vulnerables, sobre todo en el tema de la identidad, lo que hace que, al crecer sin valores, se conviertan en delincuentes.

“Solo en 2016 chiquitas menores de 15 años, hubo 9,555 nacimientos vivos, esto quiere decir que hay 26 niñas, mientras tu y yo platicamos, teniendo un bebé, y ellas mismas no tienen más de 15 años, eso siempre es un delito, pero nunca lo atendemos como tal, porque en México se santifica la maternidad”.

Aclaró que, no es que no sea una “bendición” un bebé, pero no lo es en esas edades, ya que para las menores el embarazo infantil significa una lesión, debido a que ellas mismas aún necesitan nutrientes puesto que no han terminado de desarrollarse, y no los deberían compartir con un bebé. 

Comments are closed.