lunes, abril 6

#MásHombresComoCota

0
241

#MásHombresComoCota

Por Yuriria Sierra

En ese mensaje, en esa playera con México representado por una mujer asesinada, confirmamos lo que hemos escrito en este espacio en repetidas ocasiones: los hombres sí tienen un papel necesario en esta coyuntura. Aplaudo lo hecho por el arquero del León. También el respaldo que dio su club. “Hay mensajes que nos cruzan en el pecho…”, escribió el equipo en su cuenta de Twitter en una publicación que acompañó con la imagen de Cota y con la que dio aún más eco al mensaje.

25 de Febrero de 2020

Un gesto. Un momento de solidaridad, de indignación. Segundos de un acto que da la vuelta en las redes. Un instante que pone en boca de quienes habían sido omisos un tema que nos consume y del que urge hablar. Los feminicidios llegaron a un campo de futbol. Lo vimos todos: Rodolfo Cota, portero del León, utilizó su exposición para mostrarle a sus aficionados, y a los que no, que el tema importa y que es conversación de todos.

Y en ese mensaje, en esa playera con México representado por una mujer asesinada, confirmamos lo que hemos escrito en este espacio en repetidas ocasiones: los hombres sí tienen un papel necesario en esta coyuntura. Y éste es el reconocimiento de su propia responsabilidad, por más sutil que sea, para el engrosamiento de una sociedad y su configuración machista.

Aplaudo lo hecho por el arquero del León. También el respaldo que dio su club. “Hay mensajes que nos cruzan en el pecho…”, escribió el equipo en su cuenta de Twitter en una publicación que acompañó con la imagen de Cota y con la que dio aún más eco al mensaje.

Llevamos días dedicando el espacio a esto. Y la coyuntura nos explica el por qué. Los cuerpos de dos mujeres fueron hallados este lunes en calles de Ecatepec. Otra más fue encontrada dentro de su casa, en el municipio de García, Nuevo León, la mataron a golpes. Vecinos aseguran que momentos antes se escuchó una discusión entre la víctima y su pareja. Hace una semana, Dalia, de 33 años, fue ejecutada por su pareja, también dentro de su domicilio en Coronango, Puebla. Por decir sólo tres casos.

Por eso es importantísimo que comencemos con la solidaridad junto al grito de justicia. Que exijamos lo que le corresponde al Estado hacer; pero, de igual forma, reconozcamos lo que nos toca para mejorar este entorno de violencia. De nada sirve que hoy, lejos de aportar al debate, las autoridades deportivas analicen una posible sanción al jugador por no cumplir con el reglamento. Capítulo V, inciso J: “No mantener una postura neutral ante temas de carácter político y/o religioso: multa de 500 a 400 UMA’s y/o 1 a 3 partidos de suspensión…”. Más importante sería lo que, desde su trinchera, pueden hacer para terminar con la brecha de género que, en resumidas cuentas, también es un acto de violencia. ¿Cuándo hablaremos de la igualdad salarial entre la liga varonil o femenil?, por ejemplo.

A Cota, más que sancionarlo, más valdría hacerle segunda. Posicionarse al respecto, no por motivos políticos, sino en un acto de sensibilidad que llegue a quienes, hasta hoy, han sido reticentes a mostrar ligera empatía, en la sociedad y aquellos en el servicio público, y reducen este asunto a un tema de división política.

La playera del portero del León fue más que segundos de protesta. Fue una señal de lo urgente que es hablar de cómo terminar con esta realidad, donde el feminicidio, como la más atroz de las representaciones de la violencia de género, ocupa un lugar en la conversación de todos.

Leave a reply