lunes, septiembre 23

McDonald’s quiere que su ‘hola, ¿cuál es su orden?’ sea más eficiente con la IA

0
182

McDonald’s está apostando a que puede automatizar el trabajo de tomar pedidos en los carriles de autoservicio.

La compañía de restaurantes más grande del mundo está comprando la startup Apprente, un desarrollador de tecnología de reconocimiento de voz para su uso en la industria de restaurantes, para ayudar a acelerar las filas de pedidos.

La idea es, a la larga, tener una máquina, en lugar de una persona, al otro lado del intercomunicador para que transmita las órdenes al personal de la cocina. En los restaurantes del área de Chicago, donde el sistema ya se está probando, los empleados siguen supervisando la toma de pedidos y pueden intervenir cuando sea necesario.

La adquisición es el tercer acuerdo tecnológico de McDonald’s en los últimos seis meses, y se ajusta al impulso de la compañía para apoyarse más en máquinas e inteligencia artificial para incrementar las ventas. La empresa también está utilizando la sede de Apprente en Mountain View, California —también hogar del propietario de Google, Alphabet— para poner en marcha un laboratorio de tecnología, con planes de incluir empleados en el lugar.

“Creemos que actualmente estamos en la etapa correcta para desarrollar nuestra capacidad y tener una mayor presencia en Silicon Valley”, aseguró Steve Easterbrook, director ejecutivo de McDonald’s.

McDonald’s ve que Apprente —que cuenta con menos de 20 empleados— lo ayudará a desplazar los automóviles a través del carril de conducción de manera más rápida y a tomar pedidos con mayor precisión que los empleados humanos. La compañía también está invirtiendo para incorporar pedidos desde aplicaciones y quioscos en sus restaurantes y pantallas de menú digital.

En Estados Unidos, las compañías de comida rápida buscan lograr cierta ventaja en medio de la intensa competencia. Si bien muchas cadenas han anotado sólidos resultados de ventas este verano, gran parte de ese crecimiento se ha basado en precios altos y nuevos locales, en lugar de ganancias por concepto de autoservicio. Si bien el último trimestre de McDonald’s registró un aumento DE 6.5 por ciento en las ventas en las mismas tiendas, su mejor resultado en siete años, el número de clientes en EU se mantuvo bajo.

Apprente, fundada en 2017, afirma que su tecnología puede interpretar con precisión el habla conversacional, como el de un cliente que ordena una hamburguesa sin cebolla y salsa extra. McDonald’s ya está probando la tecnología en el carril de autoservicio de dos locales y planea implementar la tecnología de Apprente en todo el país, adelantó Easterbrook. Predijo que tendrá un “impacto positivo en más de la mitad de nuestros clientes”.

Fuente: El Financiero

Leave a reply