miércoles, octubre 16

Médica meridana viajó dos años en el “Logos Hope”

0
157

Dejan todo por un barco

PROGRESO.— Los voluntarios del “Logos Hope” tienen profesiones que dejaron de ejercer por lo menos dos años para viajar en la librería flotante más grande del mundo, conocer numerosos lugares del orbe y convivir con las diferentes culturas de las 400 personas de 60 países que navegan en ese barco.

En el “Logos Hope” que arribó el miércoles 11 a este puerto, todos son voluntarios, hasta el capitán del buque, el alemán Samuel Hils, y todos tienen profesiones.

Como la meridana Betsabé Burgos Ramos, quien es médica cirujana y la única yucateca que viajó en la nave.

Betsabé Burgos, de 34 años de edad, fue parte de la avanzada del “Logos Hope” y estuvo en la rueda de prensa ofrecida el lunes 9 en la Administración Portuaria Integral (API), para informar el programa de visita de la librería flotante, y en el arribo del buque el miércoles 11.

La médica meridana destaca que cumplió con sus sueños de adolescente de ser voluntaria y viajar en ese barco que lleva ayuda y esperanza por el mundo.

Narra que por medio de publicaciones se enteró de la existencia del “Logos Hope”, contactó con la representación que tienen en Ciudad de México, dejó sus labores como médico en la Secretaría de Salud, viajó a África y abordó el barco en Ghana.

La joven indica que en el barco laboró en servicios de hotelería y colaboró en los puertos que visitaron.

Ahora que el “Logos Hope” arribó a este puerto ayudará en la visita que la tripulación hará al Hospital de la Amistad Corea-México y al reclusorio, ambos en el sur de Mérida, y a Flamboyanes, comisaría de Progreso.

En los dos años que Betsabé Burgos viajó en el barco aportó una mensualidad de 500 dólares ($9,600 al tipo de cambio de ayer, de $19.20 por dólar), que le enviaban su familia y sus amistades.

La meridana desembarcó del buque en este puerto yucateco y se reincorporará a su trabajo de médica.

Vasty García Aguilar, a su vez, también viajó como voluntaria dos años en el buque y combina su empleo de profesora de idiomas en Ciudad de México con su puesto de coordinadora del “Logos Hope” en México.

Vasty García dice que tiene raíces yucatecas: su mamá, Nancy Aguilar Soler, es originaria de Xcan, Chemax, y que ella conoce esa comisaría, Nuevo Xcan, Tizimín, Valladolid y Mérida. Su papá es Esaú García Salazar.

Mercy Chen, originaria de Taiwan, por su parte es socióloga y lleva 18 meses viajando en el “Logos Hope”.

Se encarga de las actividades de llevar ayuda a los lugares que visitan, como harán el viernes 20 próximo, cuando visiten Flamboyanes, el hospital infantil Corea-México y el penal.

La alemana Verel Bearsch, a su vez, dejó su profesión de dentista. Ella y Mercy Chen aportan una mensualidad en euros, cuya cantidad no dijeron, para sufragar su estancia en la librería flotante.

El “Logos Hope” abrirá sus puertas al público del jueves 19 al lunes 23 próximos.

El jueves a las 10 horas, las autoridades harán la inauguración de las visitas.

La gente podrá visitar, gratis, el barco el jueves 19 y domingo 22, de 2 de la tarde a 7:30 de la noche; el viernes 20 y sábado 21, de 9:30 a.m. a 5:30 p.m., y el lunes 23, de 9 de la mañana a 7:30 de la noche.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.