lunes, octubre 25

Médico forense considera errada la necropsia a José Eduardo

0
732

El joven veracruzano podría haber sobrevivido de ser atendido

Una persona que es agredida físicamente, sí puede caminar o desplazarse por su propio pie, dependiendo de las afectaciones y si se encuentra en un estado de ebriedad o bajo los efectos de alguna sustancia nociva (droga); según explica el doctor Salvador Miguel Martínez, especialista en medicina forense.

En entrevista para Diario de Yucatán, sobre su opinión profesional sobre el caso del joven veracruzano José Eduardo Ravelo Echevarría, que como se sabe denunció tortura y violación presuntamente a manos de policías de Yucatán; el médico forense explica las condiciones que pudo presentar tras los sucesos y qué fue lo que finalmente lo llevó a la muerte.

¿Puede una persona agredida a golpes mantenerse por su propio pie?
El experto señala que una persona que es agredida físicamente y que tiene lesiones, hematomas y excoriaciones en el cuerpo sí puede caminar; pues depende de la ubicación anatómica para que se presente algún tipo de incapacidad.

En caso de que la persona se encuentre en estado de ebriedad, lo cual puede determinarse con un certificado médico o de aliento alcohólico, se pueden presentar ciertas dificultades al caminar. El estado etílico de una persona también se puede conocer a través de una muestra de sangre u orina.

Una persona golpeada y además en estado de ebriedad es difícil que pueda mantener el equilibrio, deambular o caminar; porque está alterado el estado psíquico, la orientación en tiempo, lugar y espacio.

Relacionada: Apelación del caso José Eduardo se resolvería en varias semanas
En caso de que la persona se encuentre bajo los efectos de otra sustancia, ésta sí podría caminar, debido a que las drogas operan de manera diferente en el sistema nervioso central, al cual suprimen.

Dicho de otro modo, una persona drogada no sentiría dolor -o lo sentiría en una escala menor- lo que permitiría que, después de una golpiza; pase un largo tiempo antes de que pueda reaccionar sobre los efectos de ésta en su cuerpo.

”Síndrome de disfunción orgánica múltiple”: forense evidencia ”error” en necropsia
Se averiguó que el acta de defunción de José Eduardo se señala como causa de la muerte “síndrome de disfunción orgánica múltiple”, ante esto el forense considera que, aunque desconoce los detalles, hay un error en la necropsia.

“Si se habla de una falla orgánica múltiple después de una necropsia, quiere decir que no se sabe de qué murió, no se pudo determinar la causa de la muerte al momento de la necropsia. Es decir que, macroscópicamente no pudieron determinarla, y en este caso se tienen que apoyar de estudios de patología”.

Explica que en tal caso se tuvieron que tomar muestras de encéfalo, pulmones, corazón, hígado y riñones, y enviarlos a patología para determinar por qué fue la falla orgánica o por qué murió.

El doctor detalla que seguramente encontraron alteraciones en todos los órganos internos del cuerpo del joven; y las pruebas patológicas citadas son las que permiten determinar la causa de la muerte; saber cuál o cuáles órganos fallaron para causar el deceso, pues puede ser uno o varios.

Ese tipo de fallas orgánicas. Indica que sí pueden derivarse de contusiones, por eso también es importante ver la descripción de las lesiones en la superficie corporal.

”¿Están ocultando información?”, cuestiona el forense
De acuerdo al parte médico realizado a José Eduardo, en el cual se habla de dificultad respiratoria (disnea), marcha y estación lenta y temblorosa; el experto forense apunta que los datos señalan que el joven tuvo daño o traumatismo de índole neurológico y respiratorio.

“La disnea o insuficiencia respiratoria que reportó en el momento de la revisión; puede ser por una falla orgánica que ya tenía causada por golpes o contusiones que afectaron a los órganos internos”.

De ser así, dice, forzosamente deben haber encontrado en la necropsia alguna evidencia de que fue golpeado, lo cual también se puede determinar con la revisión de fotos y videos que ahora es obligatorio tomar como parte del protocolo del nuevo sistema penal.

“Perfectamente se puede determinar la causa de la muerte”, y si no lo han hecho, señala que “puede ser que se esté ocultando información”.

José Eduardo no se habría resistido al abuso, su vida pudo haberse salvado
En relación a las acusaciones de violación y lo expuesto en la revisión proctológica que se le realizó, el experto señala que los datos apuntan que sí hubo una penetración en la región anal, pero sin conocer a detalle todos los elementos, acorde a lo descrito en el informe no hubo una agresión física para la penetración del pene u otro objeto.

Explica que hay ausencia de desgarres o más lesiones, pues no se reportan equimosis o laceraciones a nivel del ano, lo cual significa que no opuso resistencia al momento de la introducción. Podría ser, explica, que esto se deba a consecuencia de los efectos de la droga.

l especialista en medicina forense, quien ejerce la profesión en Ciudad de México, explica que después de un acontecimiento como el que se dice sufrió José Eduardo, hay una ventana de 72 horas para verificar que no haya complicaciones, como pueden ser alteraciones al sistema respiratorio y circulatorio.

Si la persona es atendida antes de ese lapso de tiempo tiene posibilidad de salvar la vida, pero si no acude al médico y después sufre de alteraciones y complicaciones en diferentes partes y estructuras del cuerpo, ya es más difícil el poder salvarle.

Hematomas en el cuerpo confirman agresión a José Eduardo
Como se sabe, el joven veracruzano denunció que fue agredido el 21 de julio, pero no fue sino hasta el 24 de julio por la noche cuando interpuso la denuncia acompañado de su madre, y es en ese momento cuando presenta serias dificultades respiratorias y se llama una ambulancia que lo traslada al hospital O’Horán, donde fallece.

Sobre las lesiones que el fallecido presentaba al momento de la revisión médica, el doctor Salvador Miguel Martínez, puntualiza que las escoriaciones que tenía en las rodillas hablan de que fue arrastrado sobre una superficie rugosa, y la ubicación anatómica de los hematomas y lesiones que se describen, así como la forma que tienen, apuntan a que fue agredido, pues no son lesiones que una persona pudiera haberse causado sólo o al caerse.

Fuente: Diario de Yucatán

Leave a reply