martes, septiembre 17

Megaproyectos afectarán a comunidades mayas, revela alto comisionado de la ONU

0
62

“Predominan los hallazgos preocupantes sobre el modelo de desarrollo mexicano que consiste en grandes proyectos impuestos desde arriba a los pueblos indígenas”, informó el representante en México del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, en una entrevista con La Jornada Maya.

Como dimos a conocer anteriormente, “en el informe, la relatora constata que esta tendencia inicia con las concesiones en el nuevo modelo económico que consiste en actividades extractivas. La actividad minera, energética y la agricultura aumenta la presión hacia las tierras y territorios indígenas”, agregó.

El alto comisionado explicó que los relatores especiales son expertos independientes, no empleados de la ONU, que tienen el rol de impulsar mejoras de políticas en varios ámbitos de los derechos humanos. Distintos relatores han visitado México en los últimos años, ya que cumple con dos requisitos indispensables para la ONU: por un lado es un país que enfrenta grandes desafíos en derechos humanos, y además mantiene una política de apertura a las evaluaciones.

“Se necesita de una invitación oficial del gobierno de un país para que vaya un relator. Así Aunque reconoce algunos avances en cuanto a procesos de consulta indígena, agrega que estos mismos pueden ser “preocupantes” pues no se realizan previamente, ni son libres, informados o culturalmente adecuados.

Si bien, en el informe se muestra que hay estados con más conflictos como Chiapas, Oaxaca y Guerrero, los dos ejemplos de la península son relevantes. “Por un lado están las comunidades mayas afectadas por la siembra de soya transgénica que se da mayormente en Campeche, pero el permiso es para toda la península. También está el caso de Muna, que nos muestra que la llegada de megaproyectos en el caso de agricultura a nivel industrial y la energía solar pueden causar afectaciones a la vida de estas comunidades. Ambos casos preocupan a nuestra oficina”, comentó el funcionario de la ONU.

Agregó que la organización sigue ambos casos de manera estrecha, han estado en los lugares y observado el proceso de consulta, el cual consideran preocupante. “Dimos una sentencia hace unos días en Estados Unidos contra Monsanto por lo mismo. El glifosato puede contaminar las aguas de toda la península de Yucatán y tiene como efecto la deforestación y afectaciones de las cuales se han quejado los mayas de Hopelchén”, agregó.

El alto comisionado se refiere al fallo de un tribunal de California que obligó a Monsanto a pagar 289 millones de dólares a un jardinero estadounidense que padece cáncer terminal. La sentencia se basa en los resultados de un estudio del 2015 de la OMS que considera al glifosato un componente esencial de un herbicida cancerígeno para los seres humanos.

“El caso de Tipceh hay que leerlo con cuidado. Que la energía sea renovable no necesariamente significa sostenible en términos ambientales o sociales. Una cosa es poner paneles solares en casas o desiertos de México, eso nos parece útil; pero deforestar para colocar paneles solares a una gran escala es otra cosa desde la perspectiva ambientalista. Además de que los procesos de consulta que observamos, son procesos viciados”, argumentó.

Lo que esperan a partir de la presentación formal de la relatoría es que los gobiernos estatales, el de Yucatán incluído, use las recomendaciones que vienen al final del documento para hacer cambios. “Principalmente de esta filosofía del desarrollo. Debería ser un desarrollo en el cual predominen los derechos humanos. Es un modelo que en las Naciones Unidas consideramos la forma idónea de desarrollo”, expresó.

Recalcó que los beneficiarios tienen que ser incluidos en el diseño y monitoreo de cualquier proyecto o política de desarrollo. Hasta ahora no han recibido una reacción por parte de los gobiernos estatales y federales porque apenas se presentará de forma oficial en las próximas semanas.
“Estamos en contacto con los gobiernos estatales y el federal sobre el posible y deseable cambio de modelo, pero va a tocar a las autoridades que están por llegar continuar el diálogo haciendo hincapié en las recomendaciones de la relatora”, finalizó.

Comments are closed.