sábado, julio 24

Menores de edad ingresan a hospitales por contagios de COVID-19

0
91

En hospitales, las ambulancias comienzan a hacer espera de hasta cuatro horas a que se desocupen camas

A diferencia de las primera y segunda olas de la pandemia de COVID-19 en México, la tercera ola de contagios del virus SARS COV-2 está afectando la salud de la población menor de 50 años, y a quienes no se han vacunado, según informó la Secretaría de Salud. El virus, más contagioso por las nuevas variantes, solo se frena con las medidas de higiene, sana distancia y cubrebocas.

No sólo hay adultos jóvenes en los hospitales, también menores de edad y bebés.

“Yo decía: bueno, soy joven, no hay tanta posibilidad de que me dé, más bien cuidaba a mis papá, ya vi que sí, si hasta podemos ir a dar al hospital”, dijo Dana, paciente recuperada de COVID de 13 años.

Dana tiene 13 años de edad, hace una semana estuvo internada 8 días en el área COVID del Instituto Nacional de Pediatría, ya recuperada y dada de alta, recuerda cómo se iban llenando las camas de niños más jóvenes que ella.

“Cuando estuve en el hospital entraron 2 bebés, uno entró con 5 meses, niños a partir de los 5 años eran más frecuentes, estaba en mi cuarto con una niña, pero era igual de mi edad, de 13. Todos dieron positivo a COVID”, enfatizó.

Verónica, madre de Dana, cuenta que debieron hospitalizar a 4 familiares más que se contagiaron. Una tarea desafiante.

“Mi primo de 34, Roberto, gracias a Dios luego, luego aceptaron a mi primo, pero trajimos a mi prima aquí y no me la aceptaron me tuve que regresar allá a Chimalhuacán y ahí ahí sí quedó ella, y a mi niña. Mi niña de 13 estuvo apenas en Pediatría y ya se está saturando porque estaban entrando niños de 2 o 3 años junto con ella que ahora sí que traían ya el COVID”, dijo.

En hospitales, las ambulancias comienzan a hacer espera de hasta cuatro horas a que se desocupen camas para ingresar a los pacientes.

Luis Alberto, operador de ambulancia: “hemos ido a la clínica de zona 32 la que está aquí en Coyoacán. La que es allá en la zona de Tláhuac, en el hospital del ISSSTE también está saturado, son varios los que ya están muy saturados, la verdad”, reiteró.

Y al vaivén de los hospitales, se suma el recorrido para recargar los tanques de oxígeno.

“Ahorita están llegando muchas personas de Tláhuac, Álvaro Obregón, Iztapalapa y algunos aquí de Tlalpan, son los que más hemos tenido”.

“De unos días para acá también aumentó la demanda y aumentaron los precios, en otras sucursales hay filas y filas y sí cuesta mucho trabajo, este tanque me lo llenaban a mí con 255 y de momento me llega hasta en 480, casi se duplica, entonces pero es nuestra necesidad, ni modo”.Gabino Lemus, en tratamiento por COVID.

Fuente: Noticieros Televisa

Leave a reply