sábado, noviembre 16

Menos fugas de agua

0
137

 

La Japay repara 57 cada día en la zona de Mérida

En un año la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) reparó en Mérida 20,951 fugas, que representaban la pérdida de varios millones de litros cada día, informa su director general, Sergio Chan Lugo.

Para tener una idea de la gran cantidad de agua que se desperdiciaba, el funcionario cita la reciente reparación de una tubería de gran tamaño en la calle 64 entre 37 y 39, a escasa distancia de la avenida Reforma. Solo en ese punto se perdían casi tres millones de agua al día —32 litros por segundo—, problema que se arrastró desde 1998, cuando se rompió accidentalmente un acueducto durante la perforación de un pozo pluvial.

La cantidad que se desperdiciaba por esa fuga, explica Chan Lugo, hubiera permitido abastecer de agua a 13 mil 824 usuarios, considerando el consumo promedio de 200 litros por persona al día.

La semana pasada publicamos, en la primera entrega de una serie sobre los desafíos que plantea a Mérida la próxima década, que la Japay tiene capacidad instalada suficiente para atender la demanda que generará el crecimiento de la ciudad y la zona conurbada.

De acuerdo con proyecciones del Consejo Estatal de Población (Coespo), al comenzar 2020 Mérida tendrá 949,936 habitantes, a los que se sumarán otros miles de personas que llegan de poblaciones del interior del Estado por motivos de trabajo y en la tarde o las noches regresan a sus comunidades.

Con esa suma, más de un millón de personas demanda servicios todos los días y obliga a las autoridades a reforzar varias áreas de atención en una extensión cada vez mayor.

Cinco mil por segundo

En el caso del agua potable, la Japay tiene una infraestructura de bombeo de 5,229 litros por segundo a la red de distribución de Mérida y la zona conurbada, pero en realidad factura menos de la tercera parte: 1,700 litros por segundo, cantidad que satisface la demanda actual.

Sergio Chan dice que es muy difícil precisar con exactitud cuánta agua se pierde con las fugas, pero indica que el caso de la tubería de la calle 64 muestra que el desperdicio es considerable.

Solo en el último año, de octubre de 2018 a octubre de 2019, los ocho equipos en que está dividido el personal de reparaciones de la Japay atendió 20,951 fugas, que equivalen a 57.4 al día, es decir, 2.3 fugas cada hora.

De las 20,951 reparaciones en el primer año de la actual administración, 11,544 correspondieron a fugas en las calles. En segundo lugar, con 6,606, estuvieron las fugas de “cuadro” (medidores), y en tercero, con 1,736, las fugas en las aceras. Hubo reparaciones de otro tipo, como las fugas en caseta y algunas no visibles.

Reparación en casas

El director de la Japay explica que el personal de esta dependencia solo repara las fugas originadas antes de llegar al medidor —en la calle, sobre la banqueta o en la entrada del propio medidor—, pero ya se elaboró un plan para reparar fugas en el interior de las casas. Incluso, ya lo aprobó el Consejo Directivo de la Junta y se espera ponerlo en marcha lo más pronto posible.

El funcionario subraya que la Japay está inmersa en una estrategia constante de eficiencia de recursos, para brindar mejor servicio.

Según explica, de su presupuesto anual —de unos $450 millones— el 50% se destina a la mano de obra, el 25% al pago de energía eléctrica y el 25% restante a todos los demás rubros del gasto.

“El sistema de la Japay es de los más eficientes del país”, apunta. “En otros lugares hay días completos en los que no tienen agua los usuarios, o días en los que se les raciona el servicio”.

Las tarifas

De acuerdo con el documento “Retos en Materia de Políticas Públicas en los Sistemas de Agua Potable y Saneamiento”, de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento (Aneas), Mérida se ubica en el lugar 31 —de una lista de 34 ciudades— en el renglón de tarifas de agua más bajas en el sector doméstico, con un promedio de $103.50 en el consumo mensual.

En el sector comercial está en el último sitio de esa relación, con un promedio de $286.75, y en el industrial ocupa el penúltimo, con 6,324 pesos.

La tarifa mínima doméstica por el consumo de 16 a 20 metros cúbicos es de $79.20. Quien rebasa el consumo de 20 m3 paga de acuerdo con una tarifa que aumenta conforme más agua se utilice.

Las tarifas comercial e industrial son más altas que la doméstica.

Cumplidores

Chan Lugo recalca que la Japay tiene unos 360 mil usuarios —se les considera por contratos, no por personas—, de los cuales el 90% cumple con los pagos.

Explica que este año la Junta espera un ingreso de $370 millones, de los cuales $300 serían por pago del consumo y los $70 millones restantes por pagos de derechos de fraccionadores, contratos, etcétera.

Agua potable Detalles

La Japay tiene infraestructura de bombeo de 5,229 litros por segundo a la red de Mérida.

La red de distribución

En visita a la planta Mérida I, en el sur del municipio, el director de la Junta, Sergio Chan Lugo, mostró cómo opera el sistema de abasto. El agua sale a la red con tubería de 48 pulgadas de diámetro. A mayor distancia recorrida, la dimensión de los tubos se reduce.

Presión y fugas

La presión del líquido se mantiene. Cuando la demanda baja, buena parte del agua se va a las fugas, cuyo monitoreo es constante para su reparación.

Antes fuga, hoy pago

Hasta hace un año el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida no pagaba su consumo. Ni siquiera tenía medidor y contrato y figuraba como fuga el agua que utilizaba. La Japay le colocó un sistema digital que mide su consumo, que ahora representa un ingreso más para la Junta.

Análisis del agua

En la Mérida I, un laboratorio analiza la calidad del agua. Luego lo hacen instituciones certificadas.

Fuente: El Diario de Yucatán.

Leave a reply