domingo, abril 11

Mensaje del presidente municipal interino Abog. Alejandro Ruz Castro

0
223

Nunca imaginé que hoy podría con la ayuda de todos ustedes recibir este honor de coordinar las acciones municipales. Uno siempre tiene ideales, quiere cambiar las cosas, y domeñar Molinos de viento. Desde pequeño me interesó la justicia y por eso estudié la carrera de abogado y esta es una ocasión que me pemitirá seguir persiguiendo mi meta.

La oportunidad que me da la vida hoy, de manos de ustedes y de los ciudadanos que nos pusieron aquí como parte del equipo de Renán Barrera Concha, es única. Quería servir y no servirme. Quiero servir y equilibrar las balanzas entre los conflictos humanos y ahora tengo la obligación de poner todo mi empeño en lograrlo.

Mis primeras palabras, claro, como no, son de agradecimiento. A quienes me impulsan día con día, a mis padres, mi esposa Verónica hermosa compañera de mis días, a mis hijos y desde luego a las meridanas y meridanos, al alcalde con licencia Lic. Renán Barrera Concha, a todos los regidores del Cabildo de Mérida y desde luego a nuevas figuras que se le añaden. Los saludo desde aquí y les ofrezco mi mano extendida, mi voluntad de diálogo y el respeto irrestricto de las leyes y de los reglamentos que guían el organismo municipal.

El lugar de un hombre es donde es mas útil. Quienes me conocen como persona y en lo profesional, saben que soy una persona, paciente, que siempre pone la escucha y la comprensión y después de esto, me inclino siempre del lado de la ley, de la justicia y de la ética, ya estamos cansados de un mundo inservible que responde a otros valores más intercambiables.

En el tiempo que me he desempeñado como secretario del cabildo he tratado y a todos los regidores y ciudadanos que he tratado, les consta de buscar el sano equilibrio y, desde luego, que la ley y su racionalidad hablen por nosotros. Cuando cuesta trabajo, siempre he puesto la dignidad humana por delante.

En este nuevo encargo haré lo mismo. Tengo, además, que continuar con los trabajos de una maquinaria que no descansa ninguna de las horas del día y ninguno de los días de la semana, tengo, pues la responsabilidad de vigilar que la nave siga yendo a su destino de servicio a sus ciudadanos.

Nada para en Mérida. Su dinámica de salud, de educación, de servicios públicos, de obras públicas, de las artes y la cultura siguen su curso. El Lic Renan Barrera Concha deja un reloj suizo que cumple segundo a segundo su misión. Mi trabajo es vigilar que se sigan llevando a cabo estos programas con total transparencia, eficacia y eficiencia.

Los más de seis mil trabajadores municipales, el cuerpo directivo y desde luego los nuevos funcionarios del cabildo nos sentimos parte del equipo Mérida y por tanto, trabajamos al unísono todos los días. Tienen ustedes en mí, el que llegará mas temprano, el primero dipuesto a servir y el último en salir de la oficina.

Muchos proyectos deben continuar sin demora. Una de mis tareas iniciales es revisar los procesos complejos del paso deprimido, supervisar obra pública que se lleva a cabo, atender las urgentes demandas ciudadanas y revisar cada día el funcionamiento de los servicios públicos.

Desde luego, la atención a los grupos vulnerables, el proceso de concientización de la equidad de género y la inclusión de todos los sectores mayoritarios, así como los temas fundamentales de la salud, la economía, la seguridad y el empleo me ocuparán.

Como en la administración de Renán Barrera Concha cumpliremos a pie juntillas la ley, atenderemos con sensibilidad y respeto todas las demandas ciudadanas y sobre todo, los protocolos electorales y de salud.

El ayuntamiento de Mérida se debe a todas las meridanas y meridanos sin distingo de género, lengua, condición social religiosa política e incluso de nacionalidad. Aquí no le preguntamos al meridano por quién vota y de dónde viene. Le preguntamos en qué le podemos servir.

Me toca coordinar estos esfuerzos municipales en una etapa electoral. Esto quiere decir que seré el garante de un trabajo diario, constante, cuidadoso y responsable y vigilante de que no se use un solo centavo de los recursos públicos a favor de algún candidato o que se haga propaganda publicitaria en algún sentido.

Este es un encargo que viene de mi conciencia, pero también de una petición expresa del alcalde con licencia Renan Barrera Concha. El quiere ganar con causa y proceso justo.

Mérida quiere triunfos claros y esta institución tiene la obligación de seguir trabajando, de ser transparente, de seguir difundiendo la educación para la salud y respetar todas las leyes electorales como le compete a hombres y mujeres decentes y justos.

Esto y no otra cosa es lo que estoy dispuesto a cumplir. Cuento con todos ustedes, regidores que comenzaron el período y aquellos que recién se han integrado. Cuento, incluso desde ahora con un flamante secretario municipal, el Lic Mario Martinez Laviada que me consta ha venido practicando las fórmulas, los ritos y los procedimientos legales del cabildo. Se que hará su mejor esfuerzo y que su compañía será invaluable.

Finalmente, reitero mi agradecimiento a todos ustedes, a las meridanas y meridanos, al cuerpo edilicio con quien me declaro desde ya, dispuesto a construir los consensos, al secretario municipal Señor Martínez Laviada a todos los directores municipales y a cada uno de los trabajadores municipales. Sigamos velando porque nuestra ciudad siga siendo orgullo y unidad de todas y todos.

Leave a reply