viernes, octubre 18

Mérida: integrantes de presunta banda de sicarios son ‘liberados’

0
204

Los hombres indicaron que tienen orden de arraigo en Jalisco y Guanajuato, por lo que acudirán a reportarse ante el Centro de Medidas Cautelares de esas entidades

Los cuatro integrantes, de un total de siete, de una banda de sicarios detenidos por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) por tener drogas en su poder, fueron liberados pues el juez primero de control, Antonio Bonilla Castañeda, les otorgó la suspensión condicional del proceso.

El argumento fue que estos cuatro acusados comprobaron tener arraigo en Guadalajara, Jalisco, y en Guanajuato, de modo que acudirán a reportarse ante el Centro de Medidas Cautelares de esas entidades.

Como informamos, el 14 de junio pasado, Isabelino R. L., Manuel Alejandro F.C., Javier H.J., y Jesús T.P. fueron detenidos por agentes de la Secretaría de Seguridad Pública en el periférico de Mérida y al revisar el automóvil en el que viajaban, un Jetta con placas de Quintana Roo, se les halló una buena cantidad de
mariguana.

Los sujetos fueron vinculados a proceso por delitos contra la salud en la modalidad de posesión de drogas con fines de suministro y cohecho, ya que trataron de sobornar a los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública que los detuvieron.

El pasado día 6, en una audiencia celebrada en el Centro de Justicia Oral de Mérida, la defensa de los acusados solicitó la suspensión condicional del proceso, con la intención de que se modifique la medida cautelar que los mantiene presos en el penal de Mérida por compromisos con la autoridad.

Sin embargo, el juez de control Antonio Bonilla Castañeda negó esa salida alternativa, porque consideró que hay una elevada probabilidad de que se sustraigan de la justicia, pues ninguno de ellos tiene arraigo en el Estado, todos son de Guadalajara y de Guanajuato.

Sin embargo, el fin de semana pasado, la defensa volvió a solicitar la suspensión condicional del proceso, y en esta ocasión el juez Bonilla Castañeda accedió a esa salida alternativa, pues los acusados comprobaron que tienen domicilios en sus entidades de origen, además de que deberán contar con un trabajo honesto y estar bajo la vigilancia del Centro Estatal de Medidas Cautelares de esas entidades.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply