viernes, agosto 14

MÉRIDA: una veladora provocó que perdieron todo lo que tenían

0
282

 

Decidió aventarse desde cerca de dos metros para salvar a su familia.

Como si se tratara de una película de acción y para salvar su vida, la mañana de este martes un joven, su esposa embarazada y su pequeña hija de dos años saltaron de un segundo piso, desde una altura de más de dos metros, para librarse del incendio de su departamento, en el complejo de condominios San Marcos Ciudad Sustentable, al suroeste de Mérida, siniestro que inició por el estallido de una veladora en un altar en la sala del inmueble.

La mujer, con seis meses de embarazo, y su hija de dos años, recibieron los primeros auxilios de paramédicos de la Secretaria de Seguridad Pública y luego fueron trasladadas al Hospital O’Horán.

Resulta que dos familias que llegaron desde el puerto de Veracruz decidieron alojarse en un departamento ubicado en la calle 104, al interior del edificio “Pelícano G”, en el fraccionamiento mencionado anteriormente

Alrededor de las 7 de la mañana, Guillermo G.M., de 21 años, dormía junto con su familia, cuando lo despertó la tos incesante de su hija, que estaba en la habitación de al lado.

El hombre salió de su cuarto para ver a su hija y se percató de que la casa estaba llena de humo, al investigar se dio cuenta de que en la sala había un fuerte incendio. De modo que tomó a su pequeña de dos años y fue a la habitación principal a despertar a su esposa, Litsy P.E.R, de 21 años y con seis meses de embarazo. Protegiéndose con colchas y almohadas, decidieron saltar por una ventana, a una altura de dos metros, para librarse del fuego que era bastante intenso en la sala, no podían pasar por ahí para salir por la puerta principal.

Tanto el joven como su esposa resultaron lesionados, pues protegieron muy bien a su pequeña hija, que no resultó herida. Para eso los vecinos ya habían reportado el incendio al número de emergencias 911 y en minutos llegaron patrullas, ambulancias y bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública.

Mientras tanto, los vecinos apoyaban a la familia afectada, hasta que recibieron los primeros auxilios de paramédicos y decidieron trasladar a la mujer y a la niña al Hospital O’Horán, para que la primera recibiera atención especializada por su embarazo.

Los bomberos tardaron unos 30 minutos en sofocar el incendio del departamento, ubicado en el segundo nivel del complejo de condominios. Los bomberos descubrieron que el incendio se originó por el estallido de una veladora en un altar en la sala del departamento y el fuego se extendió rápidamente al comedor y la cocina.

Fuente: Novedades Yucatán

Leave a reply