lunes, junio 21

Microsoft ya trabaja en el siguiente Xbox, pero sabe que el futuro es Cloud Gaming

0
185

Microsoft tiene claro que el futuro de la industria del gaming y de Xbox está en el Cloud Gaming, esa posibilidad de jugar títulos con gráficos avanzados sin necesidad de contar con una consola de videojuegos o una PC Gamer de alto desempeño; sin embargo, la firma aseguró que no piensa abandonar el desarrollo de hardware y, de hecho, ya trabaja en el que será el siguiente Xbox.

“La nube es clave para nuestro hardware y los mapas de ruta del futuro de Game Pass, pero de ninguna manera significa que estamos deteniendo el desarrollo de ingeniería de nuestra consola central. De hecho, lo estamos acelerando. Ya estamos trabajando duro en nuevas plataformas y hardware. Algunos de los cuales no saldrán a la luz en años”, explicó Liz Hamren vicepresidenta de Experiencias de Gaming y Plataformas de Xbox.

Los comentarios de Harmen forman parte de una presentación exclusiva en la que estuvo Forbes México y en la que participaron Satya Nadella, CEO de Microsoft y Phil Spencer, Head de Xbox a fin de anunciar alguno de los planes y tecnologías con las que Xbox pretende alcanzar el mercado real potencial de más de 3,000 millones de jugadores de todo el planeta.

La compañía presumió que Xbox ya es una plataforma con una comunidad de más 100 millones de usuarios activos al mes, de los cuales cerca de 18 millones forman parte del servicio de suscripción a la Netflix de Xbox, GamePass.

Aunque el servicio nació inicialmente como un catálogo de videojuegos que el jugador podía descargar de forma gratuita a su consola Xbox, siempre y cuando pagara la cuota mensual, en los últimos años a medida que el negocio de nube de Microsoft, Azure, comenzó a madurar y crecer en infraestructura y capacidad de procesamiento e inteligencia artificial GamePass habilitó un nuevo servicio que hasta unos años era impensable: Cloud Gaming.

Llamado inicialmente XCloud, el servicio de Cloud Gaming de GamePass permite al usuario jugar videojuegos de Xbox a través de internet y sin la necesidad de contar con una consola.

La tarea para nada es sencilla, pues a diferencia de cualquier servicio de streaming como Netflix o Spotify, que se concentran principalmente en la transmisión de contenidos sin que el usuario pueda hacer algo más que reproducir, pausar o avanzar el contenido, en Cloud Gaming el jugador interactúa de forma constante con el contenido, los comandos que ejecuta se deben ver en tiempo real en su pantalla.

Aunque la versión Beta Cerrada de X Cloud comenzó a operar en algunos países, entre ellos México, hace algún tiempo, Microsoft anunció que el servicio llegará de manera oficial y abierta a cualquier miembro de GamePass Ultimate a Australia, Brasil, México y Japón a finales de este año.

“Sabemos que puedes jugar en tu sala de estar o en tu costosa PC dedicada para juegos, pero también queremos que tengan esa experiencia en dispositivos móviles como teléfonos y tabletas”, dijo Phil Spencer y agregó que la razón para apostar al Cloud Gaming, es que el mercado de consolas y PC, simplemente no es suficiente.

“Hacemos esto porque estamos tratando de llegar a los 3 mil millones de personas en el planeta que juegan de alguna manera. Pero sabemos que sólo hay alrededor de 200 millones de hogares en el mundo, tal vez 250 que están interesados ​​en consolas, eso es menos del 10% de los 3 mil millones de jugadores, por lo que necesitamos llegar a los jugadores donde están, y esos son los dispositivos móviles y otras pantallas, y la única forma de hacerlo es con la nube”, comentó Spencer.

Para Microsoft, más allá de llevar el gusto por los videojuegos alrededor del mundo, GamePass podría significar una de las unidades de negocio más valiosas no solo de la división de Xbox, sino de todo Microsoft.

Aunque Microsoft no ha revelado la cifra oficial de ingresos generados por los servicio de GamePass Ultimate, si consideramos cada uno de esos usuarios como membresías completas activas (es decir, sin descuento o regaladas) a un precio de 14.99 dólares por mes, GamePass ya sería un negocio de más de 3,200 millones de dólares al año.

Eso, sin tocar siquiera una fracción de los más de 3,000 millones de jugadores en todo el mundo que Spencer y el equipo de Xbox planean convencer con la expansión del servicio o la llegada de nuevos dispositivos o espacios para jugar títulos de Xbox, sin tener dicha consola en casa.

Uno de los ejemplos del futuro del Cloud Gaming, dijo Harmen, es la creación de nuevos dispositivos, “no creados por Microsoft”, para jugar como televisores inteligentes (no mencionó marcas) o equipos de streaming dedicados, similar a dispositivos como el FireTV de Amazon, Apple TV o Roku que se pueden conectar a cualquier pantalla o monitor y con acceso a internet pueden otorgar el servicio.

Kareem Choudhry vicepresidente de Cloud Gaming de Xbox, también compartió diversas novedades a la plataforma de nube de GamePass, que según la compañía le permitirá alcanzar una masa potencial de más de 1,000 millones de jugadores en 26 países del mundo.

La primera es la llegada de la app de Xbox en PC, y “los integraremos en nuestra experiencia de consola, para iluminar todo tipo de escenarios, como ‘probar antes de descargar’”.

La segunda es la llegada del servicio a los equipos de Apple como iPhone o iPad gracias a un cliente para navegadores web, que actualmente se encuentra en versión beta limitada, se abrirá a todos los miembros de Ultimate en los mercados admitidos en las próximas semanas.

“Mediante el uso de tecnología web avanzada, estamos entregando directamente desde la nube a un navegador, con Edge, Chrome y Safari, los jugadores estarán a solo un clic de distancia de Xbox en una variedad de dispositivos, incluso en iPhone”, agregó Choudhry.

Spencer y Choudhry también aseguraron que la nube de Microsoft para Cloud Gaming sigue evolucionando. Si bien el servicio comenzó cuando la empresa logró conectar lo que serían diversos Xbox One a la infraestructura de Azure, la empresa ya se encuentra en la fase final de pruebas para que el servicio sea impulsado por la nueva generación de consolas Xbox Series X y S y no el One.

“Con Game Pass llegando al navegador, el valor de la suscripción va a trascender de la consola, a la PC y al móvil. Y es genial ver el progreso. Espero ver cómo invertimos continuamente en Game Pass para agregar más contenido y llevar el servicio a más geografías a medida que avanzamos”, dijo Satya Nadella, CEO de Microsoft.

Fuente: Forbes MX

Leave a reply