sábado, octubre 16

Mientras Jeff Bezos se hace a un lado, ¿qué sigue para Amazon?

0
252

La noticia de que Jeff Bezos se apartará de su cargo como director ejecutivo de Amazon fue una sorpresa, pero desde hace tiempo ya había señales de que esto estaba en su mente.

“Admiraba mucho el proceso de sucesión de Microsoft”, dijo Jeffrey Sonnenfeld, profesor de liderazgo de la Escuela de Administración de Yale, recordando una conversación que tuvo con el fundador de Amazon en 2007.

Dijo que trató y no logró que Bezos hablara sobre sus planes de sucesión en un evento en vivo. “Creo que no quería divulgar sus intenciones o sugerir que había algún tipo de competencia interna”.

Pero más de una década después, Bezos de hecho siguió el modelo de Microsoft. En el tercer trimestre cambiará —como lo hizo Bill Gates— el manejo diario a una posición de liderazgo estratégico más general.

Con pocas señales de una competencia, Andy Jassy, actual director de la división de computación en la nube de Amazon, se convertirá en el nuevo director ejecutivo.
Amazon insistió en que Bezos, como presidente ejecutivo, solo va a participar en lo que se describen como decisiones de “una vía”, de las cuales ya no hay vuelta atrás.

Brian Olsavsky, director financiero de Amazon, dijo que estas van a incluir “decisiones más importantes: cosas como las adquisiciones, como estrategias, salir de compras y otras cosas”.

La medida pone fin a la creciente especulación en los últimos años —en parte provocada por su divorcio de alto perfil en 2019 de MacKenzie Bezos— de que el empresario, de 57 años de edad, tenía la intención de un segundo papel más allá de manejar la compañía de la que está al mando desde hace más de un cuarto de siglo.

En ese tiempo se convirtió quizá en el empresario más exitoso de su generación, al desarrollar una compañía con valor de 1.7 billones de dólares, que emplea a 1.3 millones de personas y convirtiendo a más de la mitad de los adultos de EU en suscriptores de Amazon Prime, de acuerdo con las estimaciones de los analistas.

Él redefinió tanto la industria de comercio minorista como de informática y puede asumir el crédito de introducir innovaciones en logística, robótica, tecnología móvil e inteligencia artificial. En el proceso, logró desarrollar una fortuna personal que está cerca de los 200 mil millones de dólares.

Pero en su carta al personal del martes confirmó lo que muchos predecían: Bezos ahora quiere centrar su atención a sus proyectos más recientes, que enumeró en su sitio web Bezos Expeditions, como la lucha contra el cambio climático, su periódico The Washington Post, y su startup de exploración espacial Blue Origin, que tiene el objetivo de llevar a miembros del público al espacio por primera vez este año.

“Nunca tuve más energía y esto no se trata de una jubilación”, escribió. “Me siento muy apasionado por el impacto que creo que estas organizaciones pueden tener”.

Ahora que puso fecha a su transición, el mensaje que la compañía trató de transmitir a los inversionistas fue el de tranquilidad. “Jeff no se va”, dijo Olsvsky. “Tiene un nuevo trabajo”.

Un aspecto positivo para Bezos es la oportunidad de evitar parte de la turbulencia política cada vez mayor sobre el inmenso tamaño de Amazon, la forma como trata a sus trabajadores y el grado en que sus productos y servicios afectan la privacidad y las libertades civiles.

“¿Cuándo fue la última vez que viste a Larry y Sergey ser interrogados en el Subcomité Antimonopolio de la Cámara de Representantes?”, dijo Scott Galloway, profesor de mercadotecnia de NYU Stern, refiriéndose a los cofundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, que en gran medida desaparecieron del ojo público desde que se nombró a Sundar Pichai como director ejecutivo de Google en 2015.

“No creo que Bezos quiera pasar los próximos 12 meses de su vida en una sala de comité del Senado”, agregó Galloway. “Estará en el Festival de Cine de Cannes cuando todo esto esté ocurriendo”.

Las incómodas preguntas ahora se van a dirigir a Jassy, de 53 años, quien ya mostró su habilidad al hacer frente a preguntas difíciles sobre el poder de mercado de Amazon, al declarar a la emisora PBS en una entrevista hace un año que tiene una “participación relativamente pequeña de los segmentos generales del mercado en las categorías en las que operamos”.

Jassy se unió a Amazon en 1997 y causó una impresión inicial cuestionable al golpear por accidente a Bezos con un remo de kayak durante un día fuera de la empresa. Más tarde, fue una de las primeras “sombras” de Bezos, asistentes que lo siguieron y absorbieron su estilo de administración y filosofía empresarial, según The Everything Store, un libro sobre la historia de la empresa.

En consecuencia, Jassy dirigió la división de computación en la nube de Amazon (AWS) desde una idea inicial en 2003 hasta su lanzamiento en 2006, hasta lo que es actualmente: la compañía de computación en la nube dominante en el mundo, que alimenta todo, desde los servicios de streaming de Netflix hasta la recopilación de inteligencia de la CIA. AWS obtuvo 13 mil 500 mdd en ingresos netos en 2020, mucho más que la famosa división minorista de Amazon.

El éxito perdurable de AWS significó que tanto personas que están dentro como las que están fuera de la empresa consideraron a Jassy como un sucesor lógico, en especial tras la salida el año pasado de Jeff Wilke, jefe de consumo de Amazon, quien anunció su jubilación anticipada en agosto.

“En mi opinión, no hay un mejor administrador de la continuidad para la compañía en general”, dijo Scott Chancellor, ex gerente general de AWS. “Andy y Jeff como que están muy cortados por la misma tela, son muy parecidos en en su forma de pensar”.

“Veremos la misma mano firme en ese timón que hemos visto desde que se fundó la compañía”, dijo Charlie O’Shea, analista principal de Amazon en Moody’s.
CLAVES

BLUE ORIGIN
Bezos está inmerso en una carrera espacial con su par multimillonario Elon Musk con su compañía Blue Origin; la última prueba de la firma registró un lanzamiento y aterrizaje exitoso de su cohete y cápsula New Shepard.

PERIODISMO
Bajo la propiedad y manejo de Jeff Bezos, el periódico The Washington Post regresó a una etapa de bonanza, pues comenzó a registrar mejores utilidades y ampliar su redacción a más de mil periodistas.

EARTH FUND
Hace un año, Bezos anunció que gastaría 10 mil mdd en la lucha contra el cambio climático, y más tarde desembolsó casi 800 millones a un grupo de organizaciones benéficas del tema, entre ellas The Earth Fund.

EL RELOJ
Uno de los grandes proyectos del empresario es la construcción de un reloj gigante dentro de una montaña en el oeste de Texas, que marcará el tiempo durante los próximos 10 mil años.

 

Fuente: Milenio

Leave a reply