Millonarias pérdidas en comercios por el robo “hormiga”

0
32

La Canacome insiste en solicitar que este tipo de ílicito sea considerado como grave para castigar con mayor severidad a los autores; un aumento del 130 por ciento.

MÉRIDA, Yucatán.- En enero los robos a comercios se duplicaron en comparación con el mismo mes del año pasado, ya que se reportaron 46 atracos contra los 20 denunciados en 2018, por lo que la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canacome) no quita el dedo del renglón en que este delito sea tipificado como una infracción grave.

El presidente de la Canacome, Michel Salum Francis, aseveró que el robo en general tiene que convertirse en delito grave, pues de esta manera se podrá inhibir en todos los estratos sociales.
Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp) revelaron que en enero sólo el robo a comercio tuvo un incremento del 130 por ciento, puesto que se reportaron 46 ilícitos por los 20 de 2018.

Los robos en general en Yucatán en el primer mes de este año registraron un incremento del 28.5 por ciento, el hurto a casa-habitación creció 7.6 por ciento y el de vehículos, 26.6 por ciento.

Salum Francis señaló que solo el año pasado el comercio organizado reportó pérdidas por más de 166 millones de pesos debido al llamado robo hormiga y, según el Inegi, un comercio reporta pérdidas de hasta cuatro mil pesos al año.

“El incremento de este tipo de delitos en el Estado es preocupante y debemos ver que las leyes se apliquen adecuadamente y que el robo sea un delito grave como ya se está proponiendo para que de esta manera no se le haga tan fácil a la gente salir a robar”, aseguró.

El dirigente empresarial precisó que quienes son señalados por este ilícito no siempre son procesados, lo que no ha permitido combatir de manera frontal este grave problema que enfrentan a diario los comercios en la entidad.

“Es importante que haya leyes claras, que castiguen el hecho de robar para que las personas que vayan a cometer este ilicto lo p iensen dos veces antes de hacerlo”, explicó.

Michel Salum añadió que en esta época el empresariado tiene que invertir en la seguridad de su establecimiento, tanto en la compra de equipos de vigilancia como en capacitar al personal que vigila y está a cargo de seguridad de sus comercios, para tratar de reducir el número de robos y con ello las afectaciones económicas.

“La inversión en el tema de seguridad se ha vuelto en algo de primera necesidad para los comercios, así como el pago de la energía eléctrica, agua, es un gasto necesario para cuidar la fuga de dinero que ocasionan los robos”, indicó.

Según la herramienta electrónica Semáforo Delictivo, Yucatán se encuentra con “focos rojos” en cuanto al robo a comercio, pues en la entidad se denunciaron 46 atracos durante enero, 26 más que el año pasado. Durante 2018 se contabilizaron 432 hurtos.

Mérida reporta el 51 por ciento de las denuncias presentadas por este delito, seguido del municipio de Kanasín, con 20 por ciento, y Motul, con 7 por ciento.

El más frecuente

  • El robo hormiga es el delito que más afecta a los negocios establecidos en Yucatán, que supera incluso a la extorsión, que ahora es el segundo delito con mayor incidencia.

Fuente: Novedades de Yucatán

Comments are closed.