martes, diciembre 10

Misteriosa muerte de joven mujer en Jardines del Sur

0
170

Fue hallada sin vida en su domicilio / Vecinos trataron de agredir a su pareja sentimental, a quien acusan de golpeador de mujeres / Sorprendentemente, antes de que muriera ya había contratado los servicios de una funeraria / No se descarta posible feminicidio

Con gritos de “Desgraciado asesino, violador, golpeador de mujeres”, fue despedida la pareja sentimental de Lucero del Carmen Gómez Borges, una señora de 38 años de edad, quien falleció en el predio número 900 de la calle 147-D entre 46-C y 46-D del fraccionamiento Jardines del Sur. No se descarta el feminicidio como línea de investigación.

A las puertas del domicilio se encontraban las patrullas 6338 y la 6462 de la Secretaría de Seguridad Pública, los tripulantes de la primera unidad encontraron a la mujer tirada en el suelo de la habitación y solicitaron una ambulancia, acudiendo al sitio el vehículo de emergencia Y-21; los paramédicos intentaron tomarle los signos vitales a la mujer, pero era inútil, ya había fallecido, por lo que solicitaron la presencia de las autoridades competentes y acordonaron el predio con una cinta amarilla.

Posteriormente arribaron los agentes de la Comandancia de Homicidios de la Policía Estatal de Investigación, después llegó la representante del Ministerio Público y el personal del Servicio Médico Forense.

La representante del MP entrevistó a Alejandro Negroe Cardeña, pareja sentimental de la difunta, quien estaba tranquilo, no se mostraba triste, asombrado o preocupado.

Tiempo después arribó el personal de Criminalística y Servicios Periciales del Instituto de Ciencias Forenses de la Fiscalía General del Estado, los peritos y los agentes de la PEI se vistieron con overoles especiales para no contaminar la escena del crimen y entraron al inmueble.

Desde la calle se podía ver que el piso de la estancia estaba limpio y las cosas en su lugar, no había muestras de lucha o violencia, sin embargo, el cadáver estaba en la habitación fuera de la vista; una vez que los peritos realizaron su labor el personal del Semefo estacionó el vehículo en la cochera del domicilio para evitar miradas indiscretas, poco después levantaron el cuerpo y lo trasladaron al morgue para la necropsia de ley y determinar la causa del fallecimiento.

Una vez que retiraron el cadáver, un representante del Ministerio Público aseguró el predio colocando un escrito que decía: “Unidad de Atención y Determinación Especial, ASEGURADO, carpeta de Unatd número G1/11993/2018, fundamento artículo 229 del Código Nacional de Procedimientos Penales”.

Todavía se desconocía la causa de la muerte de la fémina, pero los vecinos culpaban Alejandro Negroe Cardeña, pareja sentimental de la difunta, afirmaban que independientemente de la causa del deceso él era el culpable por los malos tratos que le daba.

Un grupo de vecinos se reunió a las puertas del predio, la mayoría mujeres, decían en voz alta que Negroe Cardeña constantemente agredía física y verbalmente a “Lucy”, como llamaban a la extinta, manifestaban que el sujeto la golpeaba, la tenía encerrada, le prohibía salir del domicilio y tener amigas, algunas señoras afirmaban que Alejandro Negroe les faltaba al respeto, que era un grosero, una de las damas decía que el sujeto la había amenazado con un cuchillo, entre muchas otras quejas.

La representante del MP aclaró que la diligencia era por el levantamiento del cadáver y que el resultado de la necropsia indicaría si se requería alguna investigación, por el momento no estaban realizando alguna y que para atender las quejas se requería que interpusieran una denuncia.

Al lugar acudió el representante de una funeraria y les explicó a los parientes de la difunta que la familia de Negroe Cardeña había adquirido un paquete y que todos los gastos del sepelio estaban pagados, que únicamente le indicaran donde pretendían velar el cuerpo y ellos se encargarían de todo.

Los familiares de la fallecida, sorprendidos, le indicaron que ellos no habían solicitado sus servicios, concluyeron que Alejandro Negroe tenía todo preparado y no podían entender cómo es que la pareja sentimental sabía que Lucero iba a fallecer.

En el sitio se encontraban los representantes de otra funeraria que aconsejaban a los familiares de la difunta, indicando que ellos tenían que decidir quién se encargaría del cuerpo, que ellos eran los parientes directos y que a ellos les correspondía tomar la decisión; por momentos reinó la confusión y tuvo que intervenir el mando de la SSP, que se encontraba en el lugar e invitó a los presentes a guardar la calma y alejarse un poco del sitio para no entorpecer las labores de los representantes de la autoridad.

Una vez que el personal del Semefo se retiró los vecinos exigían que los policías detuvieran a Alejandro Negroe Cardeña y pedían que no lo soltaran, pues si regresaba harían justicia por su propia mano.

Los ánimos se caldearon y la gente se arremolinó en torno a los policías, que para evitar que Negroe Cardeña fuera agredido lo rodearon y lo treparon a la patrulla, algunos de los presentes pensaban que el tipo había sido detenido y cuando se percataron que había sido resguardado amenazaban con hacer llegar el caso al Gobernador para que hiciera justicia.

Por su parte, Alejandro Negroe indicó que su pareja padecía de diabetes y a menudo le aplicaban inyecciones de insulina. Agregó que el martes fue la última vez que la vio con vida, que le dio sus alimentos por la mañana y se retiró de su casa para irse a trabajar.

También señaló que regresó a su casa ayer miércoles y al entrar se encontró con su pareja tirada boca abajo e indicó que le habló en varias ocasiones y al no recibir respuesta se acercó a ella y al sentirla fría solicitó apoyo al 911.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.