domingo, enero 23

Mojarra castarrica, un regulador del ecosistema de los cenotes yucatecos

0
155

 

Cichlasoma urophthalma / MOJARRA CASTARRICA

Hábitat: cenotes

Inglés: conocida como the mayan ciclid

Alimentación: omnívoro con tendencia carnívora

Amenazas: falta de regulación en la pesca

La mojarra castarrica es un pez característico de los cenotes yucatecos, es una especie cíclida endémica nativa del estado, motivo por el cual incluso su traducción al inglés hace esa referencia, llamándose the mayan ciclid.

El doctor en ecología de parásitos de peces, Víctor Vidal, explicó que es un organismo que llega a distribuirse en toda la Península de Yucatán hasta Nicaragua o Tabasco, “es muy importante porque forma parte de las cadenas trópicas de los cenotes”.

Aunque este pez es omnívoro, destacó que tiende hacia la carnivoría, convirtiéndose en un depredador tope en su hábitat, es decir, controla las poblaciones de otras especies.

Integrado en la lista de la NOM-059 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, una categoría para especies endémicas en riesgo, el investigador aseguró que ha podido encontrarlo en grandes cantidades, en especial en Celestún.

Pero el problema a enfrentar es que “forma parte de una pesquería artesanal, entonces en Yucatán cuando es norte los pescadores que no pueden salir al mar se van hacia las lagunas costeras y empiezan a pescar tanto camarón como mojarra”.

Y aún no existe la regulación de un tamaño mínimo para que su pesca sea permitida para que no se ponga en peligro su población, “necesita haber una regulación de la pesquería”, en específico, en lugares como Tabasco.

La proteína animal deja de venir del mar y comienza a llegar de los cenotes para personas pescadoras, “es un recurso que mantiene a muchas familias a lo largo de la zona costera que se dedican a la pesca”.

Situación que se vuelve preocupante cuando pone en riesgo a la especie, pues esta regula los organismos dentro de los ecosistemas de agua dulce, “los parásitos pueden ser un indicador de la calidad ambiental de los cenotes” y estos peces permiten que la diversidad parasitaria continúe al evitar que un sólo tipo expanda su población en exceso.

“Que se mantengan sus poblaciones (de la mojarra castarrica) en las abundancias adecuadas permite mantener el equilibrio de los ecosistemas de los cenotes, en especial donde funge como depredador tope o forma parte de sus cadenas trópicas”.

Además, apuntó que la tilapia, especie no endémica y también pez cíclido, desequilibra el balance de los cenotes y ya puede estar presente en algunos, afectando su estabilidad, situación por la cual pide no echar o abandonar peces cuando ya no se quieran mantener, pues estos pueden afectar el ecosistema, en especial si llegan a tener gusanos.

En contraste, señaló que al cultivar la mojarra, permiten que las personas la prefieran porque tiene un mejor sabor gracias a que consume carne. “Eso sería una gran ventaja para los acuacultores de aquí de Yucatán y mantener a su vez las poblaciones de mojarra sanas”.

Fuente: La Jornada Maya

Leave a reply