domingo, septiembre 15

Motocicletas, negocio mortal

0
165

En franco incremento el número de accidentes mortales de motociclistas / En la mayoría de los casos las víctimas fatales conducían vehículos que adquirieron en almacenes y tiendas departamentales / Autoridades y proveedoras de motos NO realizan campañas para prevenir accidentes

CAMPECHE.- En las últimas semanas este diario ha difundido tres casos de accidentes de tránsito en los que han perdido la vida cuatro personas, en diversos municipios del Estado, pero los vincula un aspecto en común, todos eran motociclistas que conducían con exceso de velocidad y no tomaron en cuenta las mínimas medidas de seguridad e, incluso, en algunos casos se presumió el consumo de bebidas embriagantes.

Hasta hace algunos lustros adquirir una motocicleta nueva era un lujo que solamente quienes contaban con los recursos suficientes podían darse, debido a los requisitos exigidos por las concesionarias. Sin embargo, en la actualidad las cosas han cambiado, la motocicleta es un artículo que puede ser adquirida en muchos almacenes y tiendas departamentales, sobre todo en aquellos que ofrecen “abonos chiquitos para pagar poquito”.

Ahora, prácticamente todos pueden acceder a los “créditos blandos” de hasta 3 años para adquirir una motocicleta de bajo cilindraje, aunque ello les represente el “secuestro” de hasta más del 30 por ciento de sus ingresos.

Desde luego, la adquisición de una motocicleta, vehículo de bajo consumo de combustible y cuyo mantenimiento es relativamente barato, proporciona una serie de beneficios a los adquirientes, ya que les permite tener mayor movilidad y prescindir del mal servicio de transporte urbano y de los abusivos taxistas.

Sin embargo, es también una realidad que en la gran mayoría de los casos, quien adquiere la nueva moto esté también aprendiendo a conducirla y que tenga un conocimiento nulo o mínimo de las reglas de tránsito, pues este aspecto desde luego no es un requisito de los comerciantes, que a pesar de obtener millonarios ingresos con la venta de estos artículos no han sido capaces de por lo menos financiar alguna campaña para prevenir accidentes.

Decenas de miles en circulación

Se desconoce cuántas motocicletas están actualmente en circulación en el Estado, pero con toda seguridad la mayoría de éstas seguramente están en las cabeceras municipales del Carmen y Campeche, que son las ciudades donde ocurre el mayor número de percances mortales, aunque también comienzan a registrarse casos mortales en municipios como Escárcega y Calkiní.

Hace algunos años, un club de motociclistas publicó una especie de decálogo para los usuarios de este tipo de vehículos, pero se desconoce si existe algún otro esfuerzo para hacer conciencia entre los motociclistas, respecto a la responsabilidad que conlleva conducir este tipo de vehículos.

Recomendaciones

1.- Utiliza tu casco. La primera acción a tomar es rodar siempre con casco, al igual que el acompañante.

2.- No circules entre carriles. Pasar entre los autos en movimiento es riesgoso, sólo cuando estén en alto total, por ejemplo en un semáforo, pueden hacer el filtrado entre carriles para llegar a la zona segura que se ubica hasta delante de un cruce. Recuerda que el filtrado entre carriles debe ser a baja velocidad.

3.- Mantén tu distancia. Colócate al menos un metro y medio detrás del vehículo de enfrente y de preferencia en el lado derecho del carril para poder maniobrar y evitar una colisión en caso de que el auto de enfrente se detenga repentinamente.

4.- Utiliza tus direccionales. Da a conocer a quienes rodean si vas a cambiar de carril o a dar una vuelta. Eso ayudará a que los demás prevengan tus movimientos, se eviten accidentes y haya mejor flujo vehicular.

5.- Disminuye la velocidad en las curvas. Para mantener el control en las curvas bajar la velocidad antes de entrar en ellas, es indispensable.

6.- Conduce a una velocidad moderada. Muchas motos logran alcanzar altas velocidades, sin embargo, con ello es más complicado tener control sobre la misma. Recuerda que la ventaja de la motocicleta no está en correr, sino en que ocupa menos espacio que un auto, lo que te permite liberarte del tráfico.

7.- Toma precauciones en el camino mojado. En época de lluvias el pavimento es más resbaloso y puede ocasionar un problema, lo mejor es transitar a baja velocidad y con gran concentración.

8.- Frena con ambos frenos. Esto permite que el vehículo se detenga uniformemente, lo que previene un desequilibrio, que se derrape la llanta o que la distancia de frenado sea mayor.

9.- Cerciórate en cada cruce. Rectifica que el paso está libre viendo a cada lado de la calle dos veces. Evita cargas pesadas. La moto responde correctamente con respecto al peso que soporta, no lo excedas, para que siempre te brinde el desempeño correcto.

10.- Una motocicleta no es un vehículo de carga o familiar, por lo que debes evitar –por tu bien y por tu familia- evitar transportar objetos pesados o llevar más de un pasajeros, sobre todo bebés o menores de edad.

Un apartado especial en las recomendaciones a los motociclistas se encuentra el de no conducir bajo el influjo de bebidas etílicas o de alguna sustancia psicotrópica, aunque ésta sea por prescripción médica, ya que dicha conducta está estrechamente ligada a los accidentes que concluyen con la muerte del motociclista.

Que actúe la autoridad

En entrevista con POR ESTO!, varios motociclistas evidenciaron desconocer el Reglamento de Tránsito e incluso a la mayoría de ellos –los jóvenes, principalmente- consideraron el tema como un asunto trivial, incluso uno de ellos soltó: “Los que se matan son los pendejos que no saben manejar y no dominan la velocidad”.

Sin embargo, no todos están en contra de que se realicen acciones contundentes para frenar el número de accidentes de tránsito en el que los protagonistas son los motociclistas, pues consideran que la gente no dejará de adquirir este tipo de vehículos, ya que es una de las pocas alternativas que las familias de escasos recursos tiene para mejorar su movilidad dentro de la ciudad.

La residente de la colonia Fidel Velázquez, Nallely Morayta Castillo expresó que si bien ella no conduce, en algún momento de su vida podría interesarse en utilizar una moto o un automóvil, de ser así, consideró que una de las cosas que consultaría sería el Reglamento de Tránsito.

“No conduzco, pero posiblemente más adelante adquiera un vehículo. Por lo que seguramente tendría que enterarme sobre el contenido del Reglamento de Tránsito y desde luego instruirme en la conducción del automóvil o la motocicleta. Eso es elemental, al menos así lo considero”, dijo la joven.

Comentó que ante el creciente número de percances automovilísticos la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Campeche (Sspcam) debería implementar en forma permanente una campaña para prevenir accidentes de tránsito. Sugirió que incluso se podría hacer uso de las redes sociales.

También se entrevistó a Juan Pedro C. P., quien conduce una motocicleta que recién le fue regalada por su padre. El joven no quiso decirnos su edad, pero posiblemente ya haya cumplido los 18 años. Aunque usa un casco, aparentemente reglamentario, este motociclista no se ha preocupado por matricularlo y es probable que tampoco cuente con licencia de conducir.

Desde luego, esas “pequeñeces” no le han impedido transitar libremente en Santa Lucía, barrio donde vive y donde incluso a veces puede transitar sin casco, ya que la vigilancia es mínima.

Se les hace fácil: comerciante

Por su parte, la comerciante del mercado Pedro Sainz de Baranda Mariela González Cachuich opinó que a los jóvenes se les hace fácil subirse a una moto y abusar de la velocidad, ya que no recibieron ningún tipo instrucción previa, sobre la responsabilidad que conlleva conducir un vehículo.

“Los jóvenes de las colonias y de las comunidades a las que he ido, andan como locos en sus motocicletas, la mayoría de las veces sin portar el casco. Yo me pregunto: ¿Por qué sus padres no les llaman la atención?

“Si bien, es fácil subirse a la moto o al carro y manejar, pero tienen que ser conscientes de las vidas que están en juego, porque ahí no son sólo ellos, sino todas las personas que se les atraviesen en el camino”, aseveró la comerciante.

En otro momento, el ciudadano Alberto Avila Gutiérrez declaró que si existe una cuasi-campaña para decir que Campeche es el “Estado más seguro”, eso también debería incluir el tema de los accidentes viales, pero es evidente que alguien no está haciendo su trabajo.

“Si ven que la gente constantemente está muriendo a causa de accidentes vehiculares, se debería actuar más en la prevención. Si no se hace seguirá ocurriendo lo mismo. El problema es grave y está ocurriendo en todo el Estado de Campeche”, expuso.

¿Y los que venden las motos?

Roger Castillo Valencia, quien es socio de un club de motociclistas, declaró que existen dos tipos de motociclistas, “a los que les gusta rodar por su país y el mundo, para conocer otros pueblos y culturas, así como quienes adquieren una moto, aunque modesta, para usarla como su sistema de transporte cotidiano, porque les resulta un mecanismo de transporte barato”.

“En ambos casos la motocicleta es importante para estas personas, pues ya sea para esparcimiento o por necesidad este tipo de vehículos son bastante útiles. Aquí lo que está ocurriendo es que tanto la autoridad, como los proveedores, están actuando de forma muy negligente.

“A nivel mundial, las armadoras de vehículos y motocicletas destinan mucho dinero para las campañas para prevenir accidentes e incluso hacen aportaciones a instituciones como la OMS, sin embargo, las autoridades y empresarios locales no están haciendo lo mismo.

“Es increíble pero en los supermercados están siendo vendidas motocicletas, motonetas y cuatrimotos como si fueran cualquier tipo de mercancía. A créditos engañosos, pero que son la única forma en que una familia o un trabajador puede adquirir un vehículo.

“A estas empresas y al gobierno parece no importarles que quienes están muriendo son jovencitos de entre 18 y 24 años, a quienes no se les instruyó sobre la responsabilidad de conducir un vehículo que puede ser poderoso, pero a la vez frágil y que, a diferencia de un automóvil, la posibilidad de resultar con heridas graves, mutilaciones o de fallecer, se incrementa en un 100 por ciento.

“Acá habría que decir que las empresas que venden las motos están obteniendo ganancias millonarias y que la autoridad también está teniendo dinero mediante impuestos e infracciones, por lo que también tiene la responsabilidad de emprender campañas serias de prevención.

“No se les puede impedir a nadie que venta motos, ya que es una actividad legal, pero también es cierto que estas empresas tienen un compromiso moral con la sociedad y sus clientes, por lo que nada les cuesta añadir en el contrato del crédito respectivo literatura suficiente sobre las responsabilidades del motociclistas y los riesgos que conlleva conducir un vehículo de estas características”, opinó.

Legislación de tránsito,difícil de encontrar

Las obligaciones de los conductores de vehículos automotores están contenidas en La Ley de Vialidad, Tránsito y Control Vehicular del Estado de Campeche y el Reglamento respectivo, sin embargo, el documento es de difícil adquisición en su versión impresa y se tiene que hacer toda una serie de búsquedas para ubicarlo en la Internet.

Asimismo, es evidente que el excesivo relajamiento de las autoridades correspondientes ha permitido que por ahí anden circulando centenares o tal vez miles de personas que no portan casco reglamentario o que incluso no tengan la edad permitida para conducir un vehículo automotor.

Por otra parte, es más que evidente que cuando son colocados los filtros antialcohol, éstos obedecen a una intención meramente recaudatoria y su objetivo no necesariamente tiene como propósito la prevención de accidentes o sancionar a los infractores, pues los operativos son implementados durante festejos en donde el propio gobierno promueve el consumo de bebidas embriagantes, como lo son las fiestas o ferias tradicionales y el Carnaval.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.