miércoles, febrero 24

Motociclistas lesionados

0
524

Uno de ellos, a punto de perder dedos de un pie

MOTUL.— El exceso de velocidad, aunado al alcohol, propició que un motociclista derrape cuando regresaba a su casa y termine en el hospital su parranda.

Anteanoche jueves, cerca de las 10, José Fernando Vargas Dzul, circulaba de Poniente a Oriente sobre la calle 33, cuando en el tramo Motul-Kaxatah, perdió el control de una motocicleta Italika 110 cc, por el exceso de velocidad, y derrapó poco más de 30 metros para caer en el pavimento.

El lesionado fue atendido por paramédicos de la Policía Municipal, quienes lo trasladaron a la clínica del Seguro Social, en la ambulancia de la SSP por probable traumatismo craneoencefálico y para descartar lesiones más graves.

Dolorosa pifia

En otro hecho registrado anteanoche, un descuido le salió caro a un motociclista que está a punto de perder los dedos del pie, al quedar éstos entre la cadena de la llanta trasera.

Cerca de las 11 p.m., Carlos Argel Mukul Chi, de 17 años de edad, circulaba en calles de la comisaría de Kiní, en una motocicleta Italika 110 cc, color rojo, cuando en un descuido metió el pie en la cadena que mueve la llanta trasera.

La extremidad quedó atorada en la cadena, lo cual propició que la moto se detenga.

Con el apoyo de los vecinos lograron sacar el pie de los engranes, pero la herida sangraba profusamente, por lo que llamaron a los paramédicos de la Comisión Nacional de Emergencia, quienes le brindaron los primeros auxilios al lesionado.

Carlos Argel fue trasladado al hospital del IMSS con tres dedos del pie derecho parcialmente amputados; por la gravedad de sus lesiones fue canalizado al hospital O’Horán de Mérida.

No llegan a casa

En Umán, con varias lesiones resultaron dos jóvenes trabajadores cuando se dirigían a su casa, en la comisaría de Dzibikak, a bordo de una motocicleta y fueron chocados por una camioneta, cuyo conductor huyó de la escena.

Los hechos se registraron anteanoche.

Jesús Armando Can Xool, de 22 años, y Josué Leandro Terán Yama, de 21, salieron de su trabajo ubicado en el parque mueblero, por lo que se dirigían a casa a descansar. Pero al transitar sobre la carretera Umán-Dzibikak fueron golpeados por una camioneta de redilas blanca, lo que ocasionó que Can Xool pierda el control y derrape él y su acompañante en la moto, quedando tirados a un costado de la carretera.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Municipal y paramédicos de la misma corporación, quienes les brindaron a los lesionados los primeros auxilios y los trasladaron a la clínica del IMSS de Umán.

Los agentes realizaron un operativo para localizar al guiador de la camioneta, sin éxito.

 

Fuente: Diario de Yucatán

Leave a reply