sábado, noviembre 28

Muerde inflación recurso de estados; los recursos no cubren requerimientos

0
539

El presupuesto para 2020 prevé un incremento de 2.9% a las aportaciones y participaciones para estados y municipios; la inflación calculada para el próximo año es de 3 por ciento

Para el próximo año, estados y municipios tendrán un presupuesto limitado que no cubrirá ni siquiera el 3% de inflación prevista para 2020.

De acuerdo con el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, se prevé un incremento de 2.9% en las participaciones y aportaciones (ramos 28 y 33) para los estados y municipios, al pasar de un billón 655 mil 576 millones de pesos en 2019 a un billón 703 mil 654 millones de pesos.

El aumento es menor al que aplicó el presidente Felipe Calderón en el primer PEF de su administración, ya que para 2008 dio a los estados 18.6% más en participaciones y aportaciones, según cifras de la Secretaría de Hacienda.

Manuel Guadarrama, coordinador de Finanzas Públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), consideró que para 2020 el aumento será marginal y señaló que el presupuesto asignado “evidentemente no responde a los requerimientos que tienen las haciendas estatales”, indicó.

El especialista recomendó que la Cámara de Diputados discuta nuevas reglas de coordinación fiscal.

“El tema de coordinación fiscal está completamente obsoleto y rebasado. De hecho, los siguientes temas que se tendrán que estar discutiendo tienen que ver con hacer una nueva convención nacional hacendaria, en donde se tendrán que discutir nuevas reglas”, destacó.

Dinero para estados, con aumento marginal

Los recursos proyectados no cubren la inflación ni los requerimientos de las entidades: experto del IMCO.

El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2020 prevé un incremento de sólo 2.9% en las participaciones y aportaciones a estados y municipios —ramos 28 y 33—, un aumento marginal que no cubre la inflación prevista para el año próximo (3%) y que no corresponde a las necesidades de las entidades.

Así lo consideró Manuel Guadarrama, coordinador de Finanzas Públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), quien subrayó que debe trabajarse en una nueva convención nacional hacendaria para mejorar las reglas de coordinación fiscal y que éstas aseguren que la retribución de los impuestos recaudados por las entidades sea equitativa e impulse a los estados a generar más ingresos propios.

“Es un incremento prácticamente marginal el que tienen las participaciones y aportaciones (para los estados), una variación, en conjunto, de casi 3% que evidentemente no responde a los requerimientos que tienen las haciendas estatales”, indicó en entrevista con Excélsior.

Ante lo que consideran una injusta distribución de la hacienda pública, gobernadores de oposición, entre ellos los de Chihuahua, Durango, Jalisco y Guanajuato, han protestado e incluso amagado con salirse del Pacto de Coordinación Fiscal, lo que a juicio de Manuel Guadarrama resulta poco viable, ya que, actualmente, los estados no tienen la capacidad para cobrar los impuestos que de manera automática recauda el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

o viable que los estados realmente puedan llevar a cabo esta salida del pacto de coordinación, pero lo que sí pueden hacer es, en algunos temas específicos, comenzar a establecer límites o dejar el Pacto Fiscal, ya se hizo en algunos temas, en salud o en educación, por ejemplo”, explicó.

Austeridad patente

En el primer Paquete Económico realizado en su totalidad por la Cuarta Transformación se proyecta un incremento en los recursos para las entidades de 2.9%, al pasar de un billón 655 mil 576 millones de pesos en 2019 a un billón 703 mil 654 millones de pesos, de acuerdo con el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2020.

El aumento es menor al que en su momento aplicó el presidente Felipe Calderón en el primer PEF completamente a cargo de su administración, ya que en el presupuesto para 2008 las participaciones y aportaciones para los estados presentaron un incremento de 18.6%, al pasar de 710 mil 338.9 millones de pesos entregados a 842 mil 435.4 millones de pesos, según cifras de la Secretaría de Hacienda.

En tanto, en el primer Presupuesto de Egresos que elaboró la administración de Enrique Peña Nieto (2014) las participaciones a estados y municipios aumentaron de un billón 93 mil 371.6 millones de pesos a un billón 179 mil 452.1 millones de pesos, esto es un 7.9 por ciento.

Para 2020, se prevé que el Ramo 28 —Participaciones a Entidades Federativas y Municipios— ascienda a 944 mil 270.6 millones de pesos. Dicho ramo, de acuerdo con Hacienda, “tiene como fin asignar los recursos de manera proporcional a la participación de las entidades en la actividad económica y la recaudación”.

En tanto, se proyecta que el ramo 33 —Aportaciones Federales para Entidades Federativas y Municipios— tenga 759 mil 383.9 millones de pesos, recursos que se transferirán a los estados y municipios para “fortalecer su capacidad de respuesta y atender demandas de gobierno” en los rubros de educación, salud, infraestructura básica, entre otros, mediante fondos específicos como el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS).

Nueva convención

Para Manuel Guadarrama, especialista del IMCO, es necesario que la Cámara de Diputados discuta nuevas reglas de coordinación fiscal, ya que la fórmula de distribución de recursos a las entidades se ha visto rebasada.

“Sí existe un consenso a nivel de prácticamente casi todas las entidades federativas, que el tema de coordinación fiscal está completamente obsoleto y rebasado. De hecho, los siguientes temas que se tendrán que estar discutiendo en la Cámara de Diputados tienen que ver con hacer una nueva convención nacional hacendaria, en donde se tendrán que discutir nuevas reglas en términos de coordinación fiscal”, destacó.

No obstante, admitió que el tema deberá ser abordado una vez que el Paquete Económico 2020 sea aprobado, para ser aplicado hasta 2021, debido al escaso margen de tiempo.

AMENAZAN CON DEJAR EL PACTO FISCAL
Tras la entrega del Paquete Económico 2020, gobernadores de oposición han manifestado su inconformidad por los recursos que se prevén para los estados en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) e, inclusive, han amenazado con abandonar el Pacto de Coordinación Fiscal.

En días pasados, José Rosas Aispuro, gobernador de Durango, criticó la reducción presupuestal prevista para la entidad, en especial para el sector agropecuario.

“Si la Federación no nos quiere, salgámonos del Pacto Fiscal. Que los impuestos se cobren en Durango y ya no se los lleve la Federación y nos regrese lo que quiera”, expresó.

En tanto, el mandatario de Guanajuato, Diego Sinhue, protestó por el detrimento proyectado para el sector de salud estatal, y amagó también con dejar la coordinación fiscal con la Federación.

Javier Corral fue otro de los gobernadores que se pronunciaron por el reparto “inequitativo” de los recursos tributarios que se recaudan en las entidades.

“La propuesta del PEF 2020 abre nuevamente el debate sobre un asunto impostergable en el país: un nuevo acuerdo de coordinación fiscal. Hay que revisar profundamente la actual distribución de ingresos de la Federación, que deben ser también para los estados”, escribió el mandatario chihuahuense en su cuenta de Twitter.

Fuente: Excelsior

Leave a reply