jueves, diciembre 3

Muere desangrado en predio de Tizimín por descuidar herida y no acudir al médico

0
538

 

Con vendaje improvisado estuvo varios días, hasta que se lo quitó y se desangró

Ángel Marciano “N”, de 52 años de edad, perdió la vida la tarde de este lunes de manera trágica, ya que al no acudir al médico por una herida que se hizo hace días, al tratar de curarla se desangró lentamente hasta morir en su domicilio ubicado en Tizimín.

Muy probablemente el hoy occiso haya tenido diabetes, que vuelve cualquier herida muy delicada y difícil de sanar, sobre todo en los pies.

Según informes preliminares, los hechos sucedieron en un predio de la calle 37 por 70 de la colonia Santa Rita, donde el padre de Ángel, Mauricio “N”, de 87 años, narró a la Policía que hace unos 15 días su hijo le contó que se cortó uno de los dedos del pie derecho.

El octogenario le dijo a su hijo que fuera al doctor pero éste no quiso acudir debido a la pandemia de Covid-19 y se vendó los pies con papel higiénico y cinta transparente.

Llaman a la Cruz Roja

çDebido al dolor que ya sentía, Ángel Marciano decidió quitarse en “vendaje” pero desgraciadamente durante la curación comenzó a emanar sangre abundante del pie, lo que ocasionó que perdiera el conocimiento, razón por la cual decidieron llamar a la Cruz Roja.

Lamentablemente, la infección ya se encontraba muy avanzada, puesto que la sangre ya presentaba tono azul y la piel tenía un color azul amoratado.

Al lugar llegaron agentes municipales para tomar conocimiento, así como personal de la Fiscalía General del Estado (FGE), cuyo personal indicó que muy probablemente don Ángel murió de un paro cardiorespiratorio.

Fuente: Novedades Yucatán

Leave a reply