miércoles, agosto 5

Mujer que cortó sogas de lanchas de pescadores tuvo que pagar los daños

0
705

La mujer que cortó las sogas de una lancha, causando daños a la embarcación tuvo que pagar los daños, tras llegar a un acuerdo.

El caso ocurrió en la playa, entre la calle 24 y 26 de esa comisaría donde una temporadista, propietaria de una residencia de playa salió de la casa y cuchillo en mano cortó las amarras de una lancha que estaba fondeada como lo estaban otras embarcaciones ribereñas. El caso se viralizó en redes sociales, e incluso el Ayuntamiento por instrucciones del alcalde intervino para solucionar ese problema.

El permisionario pesquero José Betancourt Ávila y el pescador Carlos Tun Estrada señalaron que en Chicxulub Puerto hay poco más de 300 lanchas ribereñas, la mayoría de las embarcaciones son fondeadas frente la playa y son sostenidas mediante amarras.

“Esa práctica no es nueva; se hace desde hace muchos años, los veteranos pescadores comentan que viene desde antes que construyeran los predios veraniegos“, señaló Betancourt Ávila.

“Nunca habíamos tenido problemas con los temporadistas de esta zona, pues saben que las lanchas se fondean y suben a la playa para su protección o se colocan en las entradas de las calles cuando hay mal tiempo” comentó el pescador Tun Estrada.

Las amarras que cortó la temporadista sostenía la lancha de Carlos Cano, señalan los pescadores, tras soltarse se golpeó con otras embarcaciones fondeadas y se dañó el motor; sin embargo se logró llegar a un acuerdo y la temporadista pagaría los daños causados.

Por su parte Roger Gómez Ortegón, director municipal de Pesca señaló que este miércoles por la mañana sostuvieron una reunión de mediación con las partes involucradas y se llegó al acuerdo.

Comentó que se explicó a la propietaria del predio veraniego que la Zona Federal Marítimo Terrestre no le corresponde como propiedad; además se le informó que los pescadores de Chicxulub por años han trabajado en esa zona responsablemente y se debe convivir en armonía y sana paz.

Fuente: Diario de Yucatán

Leave a reply