domingo, diciembre 8

Mujeres en Yucatán no podrán ser molestadas por dar ‘chuchú’

0
99

Modificación propone que ninguna mujer podrá ser discriminada por lactar, en privado o en público

Tener que legislar para que una mujer pueda alimentar a su hijo sin ser molestada es una muestra de la sociedad “retrograda” que hay en el estado, consideró la presidenta de la Comisión de Equidad de Genero, Milagros Romero Bastarrachea, luego de la aprobación de modificaciones a la La ley de Acceso de las Mujeres para una vida libre de violencia, mediante las cuales ninguna mujer podrá ser molestada por lactar, ya sea en privado o en público, por ninguna autoridad o particular, impulsada por la diputada Karla Franco Blanco.

En el salón de plenos se encontraba Aurora Guerrero Peralta, quien hace algunos meses fue víctima de un acto de discriminación al dar chuchú en un restaurante al norte de la capital yucateca, pues empleados de ese lugar le exigieron que se retirará o dejará de amamantar debido a que uno de los comensales se sintió ofendido por el acto.

“Estaba comiendo en un restaurante, a mi bebé le dio hambre, le di chuchú, a los dos o tres minutos llegó un mesero y me pidió que me retirara porque habían unas personas que estaban incomodas. Yo me negué porque mi bebé tenía hambre”, expuso.

“Me sentí enojada, molesta, decepcionada de la sociedad que cuando hay mujeres con escote o bikinis no se ofenden, por el contrario, las ven con sorpresa o con morbo, pero cuando una mujer está amamantando se ofenden”, explicó.

Ante la discriminación de que fue objeto por parte del personal de ese restaurante, consideró que la iniciativa aprobada este jueves en el Congreso del estado para evitar que las mujeres puedan amamantar en cualquier lugar es un gran logro para evitar cualquier acto de discriminación para mujeres en estado de lactancia.

Aurora fue acompañada por activistas que promueven la lactancia como uno de los alimentos más importantes de la vida de cualquier persona, las cuales estaban encabezadas por Aline Gámez Quintana, integrante del movimiento Todas por la chuchú, que protege a la mujer lactante de poderlo hacer de manera libre en cualquier lugar a la hora que su bebe lo necesite, dijo.

Señaló que el caso de Aurora no es único, pues en diversas ocasiones la mujeres en estado lactante son invitadas para salir de lugares públicos por el hecho de alimentar a su hijo, lo cual representa una violación a los derechos tanto del menor como de la madre.

El dictamen que fue aprobado por unanimidad este miércoles en sesión ordinaria fue aprobado la semana pasada en la Comisión de Genero del Congreso del estado, cuya presidenta, Milagros Romero, lamentó que existan prácticas discriminatorias para madres que sólo pretenden dar de comer a sus hijos.

Ante la presencia de asociaciones civiles, la promovente de la iniciativa, Karla Franco Blanco, lamentó que se tenga que legislar para proteger algo tan normal y natural, como es amamantar a un bebé libremente, por ello, se establece que en la “medida de la suficiencia presupuestal” de las dependencias y entidades estatales, así como también de los municipios, se instalen espacios físicos, destinados a lactarios.

Fuente: La Jornada Maya

Leave a reply