sábado, mayo 8

Muy difícil, el oficio del afilador

0
363

PROGRESO, Yucatán, 10 de enero.- Wilberth Herbe Abán Castro, (a) “Chito”, de 47 años de edad y de oficio afilador, dijo que “los productos están teniendo incrementos en los primeros días de este mes, por lo que a los que a diario salimos a ganar para comer se nos hace cada vez más difícil subsistir.
“El huevo ahora cuesta más caro, una pieza te puede costa, de 2 a 4 pesos, según la tienda donde compres; una docena de huevos me cuesta 21 pesos y la caja o reja 56 pesos.
“Un litro de leche entera que estaba entre de 17 pesos hoy cuesta 19. El precio del pan blanco es de 30 pesos la bolsa grande, situación que hace más difícil el gasto diario de los que nos ganamos la vida, en mi caso como afilador, para sacar para la comida, que no tengo un sueldo y vivo con lo que gano”, agregó.
“No se puede subir el precio de la afilada, sigo cobrando lo mismo. Tal es el caso de los cuchillos, por los cuales sigo cobrando 15 pesos, los machetes 25 pesos y de las tijeras depende de lo que el cliente necesite. Las mismas, cuando se caen, la punta se daña y hay que manejarla de otra manera, sobre todo las de las estéticas.
“Obtener dinero para los artículos básicos del hogar a diario se complica para los que no tenemos un sueldo. Ahora con los ‘nortes’ y las lluvias hay días que en realidad son difíciles de ganar dinero para llevar a casa.
“No puedo utilizar camiones urbanos porque de esta manera se hace más difícil mi gasto. Por eso camino grandes distancias para ofrecer mi trabajo.
“Las temporadas de invierno son difíciles, aunque con las arregladas de los pavos y cortes de pierna de las pasadas celebraciones decembrinas me dio la oportunidad de tener un guardadito, pero desde luego muy limitado, que ahora rinde menos debido al incremento en el precio de los alimentos básicos”, enfatizó.
“Los aumentos a los precios dañan a los que somos más necesitados, pero no me queda más que seguir recorriendo las calles, porque con mi silbato anuncio que ‘Chito’ anda por la colonia y listo para afilar, para tener dinero para la comida del día.
“Y desde luego muy preocupado por el precio del gas butano y la energía eléctrica cada vez que llega el recibo de pago, sobre todo ahora que se utiliza el gas por el frío y tengo que entibiar el agua para bañarme”, concluyó.

Fuente PorEsto

Comments are closed.