lunes, mayo 10

Nacho Vegas presenta ‘Violética’

0
445

CIUDAD DE MÉXICO.-Nacho Vegas se perdió los dos juegos de España en el Mun­dial. No los vio. Coincidieron con los shows de bienvenida de su nuevo disco Violética. Ambos cotejos le agüitaron el inicio de la nueva etapa, por­que asistió menos público del que tenían en mente.

Injusticia para un álbum que tardó cuatro años en ges­tarse, pero nada de qué alar­marse. El Mundial pronto acabará, deseando lo mejor a España y México, y sus nue­vas canciones florecerán aún más con sus frutos de des­concierto social, historias de inmigrantes, desapariciones, asesinatos, amor, guerra civil, corrupción y esperanza.

“La gente tenía la idea de que en España se vivía una democracia liberal y muy co­rrecta, pero llevamos 30 años con una corrupción estructu­ral y sistemática, y gracias al empoderamiento de la gente se han sacado a la luz temas que no están en portadas de los diarios: problemas de vi­vienda, racismo estructural, los centros de entrenamiento para extranjeros y refugiados.

Para ustedes en Latinoa­mérica la migración es un fe­nómeno latente en el norte. Me di cuenta hablando con latinos de que, a pesar de que están viviendo situaciones más duras, que en Europa, hay conexiones con el ciclo neoliberal, que lo que hace es generar desigualdad y abrir la brecha entre clases y generar más pobreza, odio y violen­cia”, dice en entrevista con Excélsior el gijonés.

Tanta es la coincidencia entre los problemas de Lati­noamérica con los de España que Nacho descarta confusión entre los fans de este lado, ya que sus temas señalan pro­blemas locales, como el de Samba Martine y Mohammed Boudebala, dos inmigrantes africanos que fallecieron mis­teriosamente en los Centros de Internamiento Extranjero, en Crímenes cantados.

La huída de dos guerrille­ros antifascistas de las tropas del dictador Francisco Franco (Corazón helado) y el interro­gatorio a un dele­gado del gobierno, amigo del rey, que ha promovido la represión y la dis­persión de manifes­tantes con balas de goma, prohibidas en España (Tengo algo que decirle).

“Se justifican bajo el miedo de que esas movilizaciones pacíficas se conviertan en los cambios sociales y a que se les acaben los privilegios del po­der. Ese miedo hace que usen el terror y la represión. Así que se han creado leyes para que la gente no pueda denunciar a un policía que lo maltrate.

He entrado a las entrañas políticas y creo que tenemos más que aportar desde fue­ra y con el contra­poder. La música puede apoyar mo­vimientos sociales y juzgar el poder. Ahora estamos en contrario, en España se re­primen a músicos como Vál­tonyc, rapero condenado (por críticas a la corona), la deten­ción de Evaristo Páramos. In­tentan callarnos con la cara más fascista en el estado”, abundó.

Comments are closed.