domingo, marzo 7

Narco-fosas en Campeche

0
482

Investigación periodística divulgada por “A dónde van los desaparecidos” revela que del 2006 al 2016, en el “Estado más seguro del país”, eslogan del Gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, fueron encontradas 7 fosas clandestinas y 8 cadáveres

CAMPECHE, Cam., 13 de noviembre.- “Si buscaran en la frontera con Guatemala seguramente hallarían muchos más cementerios clandestinos”, consideró el líder del Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata” (Freciez), Luis Antonio Che Cu, tras darse a conocer el trabajo de investigación realizado por el grupo de investigadores denominado “A dónde van los desaparecidos”, en la que se asegura que del 2006 al 2016 han sido descubiertos en Campeche un total de 7 fosas clandestinas y 8 cadáveres.

Divulgado en forma de reportaje, el informe cita como fuente a la Fiscalía General del Estado de Campeche. Asimismo, el periodo al que se refiere la investigación –del 2006 al 2016- correspondería al sexenio de Fernando Ortega Bernés y los dos primeros años de Alejandro Moreno Cárdenas, quien continúa afirmando que nuestra entidad es la más segura del país.

“El país de las 2 mil fosas” es el título principal del reportaje de “A dónde van los desaparecidos”. El trabajo periodístico –realizado en forma colectiva- está ilustrado con mapas, para indicar en qué Estados del país y en qué municipios de las entidades federativas se hicieron los hallazgos.

Los autores del reportaje precisan que las personas enterradas en las fosas clandestinas fueron identificadas; sin embargo, a nivel local se tuvo conocimiento de fosas clandestinas hasta febrero del 2011, cuando fue detenida la banda de secuestradores encabezada por el ex policía veracruzano Samuel Upalia Medina, (a) “La Mama”, quien apenas en el 2009 había salido de la cárcel, por haber cometido un secuestro en Quintana Roo en el 2006.

Tras la captura de “La Mama”, en Ciudad del Carmen, quien estaba integrado al Cartel de Los Zetas, fue ubicada una fosa clandestina en la que fueron enterradas cinco personas, cuatro hombres y una bailarina. Sin embargo, se desconoce cuándo tuvieron lugar los demás hallazgos registrados durante la gestión de Ortega Bernés.

Respecto a las fosas clandestinas descubiertas durante la gestión de Alejandro Moreno Cárdenas, es evidente que se ha tratado de evitar la divulgación de la información respectiva, ya que solamente se supo sobre el caso que tuvo lugar en abril del 2016, cuando fue descubierta una fosa clandestina con dos cadáveres, pertenecientes a personas presuntamente ejecutadas por el Crimen Organizado. El hallazgo tuvo lugar tras la detención de varios integrantes de una célula perteneciente al grupo denominado Pura Gente Nueva.

Que investiguen en la Frontera Sur

Entrevistado sobre el trabajo periodístico realizado y divulgado por la Organización no gubernamental “A dónde van los desaparecidos”, el dirigente campesino Luis Antonio Che Cu (Freciez) consideró que es evidente que las autoridades (en este caso la Fiscalía General del Estado) oculta la realidad que se vive en Campeche respecto al tema de la Delincuencia Organizada.

“Seguramente son más las fosas clandestinas ubicadas en Campeche, pues el territorio es muy vasto y, por ejemplo, no se han investigado las fosas clandestinas que seguramente hay en la zona limítrofe con la República de Guatemala.

“Todo mundo sabe que en los pozos que se hicieron durante la época maderera y chiclera los narcos han desaparecido cuerpos. Pero si las autoridades no han querido buscar en los sitios cercados a las zonas urbanas, pues entendemos que la mayoría de los hallazgos lo han hecho civiles, mucho menos se van a ocupar de una zona abandonada como lo es la Frontera Sur.

“Los narcos han estado operando desde hace muchos años en la frontera. Además de drogas y armas, por la frontera con Guatemala pasan indocumentados y se trafica madera. Nadie le impide a los narcos y polleros realizar ejecuciones y enterrar ahí a sus víctimas”, acusó el líder campesino.

Aseguró que es lamentable que Campeche ya forme parte del “Atlas de cementerios clandestinos” distribuidos por todo el territorio nacional, pero es una realidad que por lo menos en los dos últimos sexenios se incentivó el crecimiento de la Delincuencia Organizada.

“También resulta muy extraño el hecho de que existe un evidente interés de gente extraña de posesionarse de enormes extensiones de tierras en la Frontera con Guatemala. Sabemos que gente de fuera ha llegado con las maletas de dinero para comprar a las autoridades ejidales y para comprar a funcionarios agrarios para que les faciliten la posesión de enormes superficies de terreno en la zona fronteriza.

“El pleito por las tierras de la frontera ya cobró varias vidas, incluyendo a personas influyentes, como Marco Antonio Constantino Kanter, quien fue ejecutado por asuntos relacionados con su rancho El Búfalo.

“Nosotros estamos haciendo peticiones para poblar la frontera, para hacer un buen uso de esas grandes extensiones de tierras en donde actualmente gobierna el hampa, pero en forma por demás sospechosa las autoridades agrarias se han opuesto a la regularización de estos terrenos”, acusó el entrevistado.

Retomando el tema de las fosas clandestinas, Che Cu consideró que solamente habría que hacer algunas exploraciones y comenzarían a aparecer los cadáveres, sobre todo de indocumentados que cayeron en manos del Crimen Organizado.

Aterrorizan a colonos

Asimismo, el líder campesino aprovechó para manifestar que en los últimos años personas que podrían estar vinculadas con el Crimen Organizado han estado visitando los asentamientos de la frontera y de Juan de la Cabada, cerca del rancho Siete Copas, en el municipio del Carmen, primero para ofrecerles dinero para que se vayan y quienes se han opuesto, entonces, son amenazados.

“Esta gente está bien armada. Cuenta con un arsenal de alto poder y seguramente cuentan con el respaldo de los altos mandos de las policías, pues nunca son detenidos, aunque están plenamente identificados.

“Yo le quiero preguntar a la Policía Federal qué hace la Gendarmería. Qué están haciendo además de vacacionar en Escárcega, Candelaria y las comunidades de la Región de los Ríos. No se sabe que hayan asestado algún golpe a la delincuencia.

“Los que sí se ha dicho de la Gendarmería y la Policía Federal es que se dedican a perseguir a los carboneros y a quienes osan matar a un venado o un puerco de monte para que su familia coma carne por lo menos una vez al año.

“De qué sirve interponer denuncias penales ante la PGR, si esta dependencia no las toma en cuenta, porque simplemente no les interesa, ya que carecen de responsabilidad social. Consideramos que en esta frontera debe hacer presencia el Instituto Nacional de Migración (INM), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Procuraduría General de la República (PGR)”, exigió Che Cu.

Respecto al trabajo periodístico que da razón a la entrevista con el líder campesino, es necesario mencionar que ésta es una investigación iniciada hace año y medio por un equipo de periodistas independientes.

La investigación reveló que prácticamente en todo el país se han encontrado casi 2 mil fosas clandestinas entre el 2006 y el 2016, a un ritmo de vértigo: una fosa cada dos días, en uno de cada siete municipios de México.

Fueron, al menos, mil 978 entierros clandestinos en 24 estados del país. Esta cifra supera por mucho la información dada por el gobierno mexicano hasta hoy.

Las fiscalías recuperaron de estos hoyos 2 mil 884 cuerpos, 324 cráneos, 217 osamentas, 799 restos óseos y miles de restos y fragmentos de huesos que corresponden a un número aún no determinado de individuos.

Del total de cuerpos y restos, en todos estos años, y de todas estas fosas, sólo mil 738 de las víctimas han sido identificadas, según documenta la investigación hecha a partir de cientos de solicitudes de acceso a la información a las autoridades de cada uno de los 32 Estados.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.