martes, abril 13

NDV-HXP-S: Expertos desarrollan vacuna de bajo costo contra Covid-19

0
108

La vacuna NDV-HXP-S está siendo utilizada en ensayos clínicos en Vietnam, Tailandia y Brasil

Hace un par de días, la Universidad de Texas en Austin (UT), anunció que se encuentra desarrollando una vacuna contra el Covid-19 de bajo costo en conjunto con la Escuela Icahn de Medicina de Monte Sinaí, la cual ya está siendo utilizado en ensayos clínicos en humanos en países como Vietnam y Tailandia, además también será utilizada en Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia.

La Universidad de Texas menciona que a través de acuerdos de licencia con Mount Sinai y UT Austin, la organización global PATH está ayudando a brindar acceso a la vacuna a los fabricantes en tres de los tres países: Vietnam, Tailandia y Brasil. Aunque un artículo publicado por The New York Times establece que los ensayos clínicos también se están llevando a cabo en México, ni la universidad estadounidense ni PATH mencionan a nuestro país en sus respectivos comunicados de prensa.

La vacuna NDV-HXP-S

De ser efectiva y segura, la vacuna NDV-HXP-S podría ser esencial para domar la pandemia de Covid-19 en todo el mundo, pues además de ser de bajo costo, solo requiere una refrigeración de entre 2 y 8 °C y se puede producir en huevos de gallina, un método que también se usa para producir las vacunas contra la influenza. Estas características significan que esta vacuna contra el Covid-19 podría producirse en grandes cantidades a un precio muy bajo.

De acuerdo con un comunicado publicado por la universidad estadounidense, la vacuna NDV-HXP-S utiliza “una vacuna utiliza una proteína de espiga altamente estabilizada de la superficie del coronavirus para entrenar al sistema inmune a reconocer y combatir la enfermedad. Esta proteína de espiga modificada, denominada HexaPro y diseñada por tres laboratorios de la facultad en UT Austin, anteriormente se descubrió que era prometedora para su uso en vacunas sólidas. Otras vacunas también utilizan proteínas de espiga estabilizadas, pero esta es la primera vez que se usa HexaPro en una vacuna en ensayos en humanos”.

Por su parte, Jason McLellan, un profesor adjunto y uno de los expertos que desarrolló HexaPro, dijo estar encantado de que la “proteína de espiga estabilizada de segunda generación sea parte de esta vacuna” y añadió que espera que esta vacuna de bajo costo “sea segura, eficaz y asequible, permitiendo que más personas en todo el mundo estén protegidas contra el Covid-19”.

Cabe mencionar que McLellan y su equipo colaboraron en el desarrollo de la versión de la proteína de espiga del SARS-CoV-2 que se usa en todas las vacunas contra el Covid-19 aprobadas en EU, la cual fue estabilizada para ayudar al cuerpo a reconocer la enfermedad y generar una respuesta inmune. El comunicado de prensa menciona que la proteína de espiga cambia de forma, por lo que el cuerpo tiene dificultades para reconocerla, por lo tanto fue necesario modificarla.

En el caso de la vacuna NDV-HXP-S, esta utiliza HexaPro, una versión mejorada de la proteína de espiga utilizada en las demás vacunas, ya que incluye seis mutaciones en lugar de dos. Según los expertos, estas modificaciones ayudan en la producción de más proteínas de espiga, las cuales ayudan al sistema inmune a pelear contra la enfermedad.

Mientras tanto, Peter Palese, profesor en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, diseñó un virus llamado Virus de la Enfermedad de Newcastle para ayudar al cuerpo a reconocer la proteína de espiga desarrollada por los expertos de la Universidad de Texas.

¿Cómo se produce la vacuna NDV-HXP-S?

Esta vacuna se produce utilizando el mismo método que se utiliza para las vacunas contra la influenza, el cual data de 1950. A diferencia de los métodos utilizados para producir otras vacunas contra el Covid-19, este método es más barato y menos complicado.

Ilya Finkelstein, profesor asociado en el Departamento de Biociencias Moleculares, dijo que “estamos siendo testigos de disparidades sin precedentes en cuanto al acceso a las vacunas contra el Covid-19 en todo el mundo” y añadió que los expertos diseñaron “HexaPro para que sea un antígeno más estable. En cultivo celular, esto se tradujo en un rendimiento más de diez veces mayor en relación con las construcciones de espigas de primera generación utilizadas en las vacunas actuales. Si esto es válido para NDV-HXP-S, HexaPro nos acercará hacia la solución de la gran disparidad en el acceso a las vacunas”.

Fuente: El Universal

Leave a reply