jueves, octubre 29

Neoliberalismo dejó rezago agrario

0
675

A invitación del Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata”, el morenista Eraclio Rodríguez Gómez ofreció conferencia de prensa para exigir un plan de ordenamiento territorial en Campeche / Gran desorden dejó Enrique Peña Nieto en el tema, subraya

CAMPECHE.- Quienes estuvieron a cargo de los gobiernos federal y estatal -incluyendo el actual- propiciaron el rezago agrario en Campeche, al dejar que tuvieran lugar invasiones a sitios forestales propiedad de la Nación y ejidos, sin que nadie dijera nada a los invasores, opinó el diputado federal Eraclio Rodríguez Gómez, quien estuvo en Campeche a invitación del Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata” (Freciez).

El presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria de la Cámara de Diputados comentó que situaciones de este tipo surgidas ante la negligencia de los gobiernos neoliberales deben ser atendidas por las dependencias federales pertinentes, como la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

El diputado de MORENA refirió que se debe entender que la delegada de Bienestar, Katia Meave, es la responsable de manejar los programas de empadronamiento de beneficiarios y entrega de apoyos, pero su injerencia no tiene alcances para darle solución a problemas de ordenamiento y rezago agrario.

Sin embargo, Rodríguez Gómez aseveró que aquí lo importante es acabar con los problemas de tierras, pues algunas comunidades irregulares incluso cuentan con infraestructura básica, pero debido a la incertidumbre respecto a la posesión de la tierra se mantienen sumergidas en el rezago y el desorden.

Incluso enfatizó que aunque salga de su ámbito de competencia, los Delegados de Bienestar están obligados a coadyuvar a la solución de los problemas agrarios y demás relacionados con el campo, que son competencia de instituciones como Sedar y Sedatu, las cuales deben intervenir y dar solución, acabar con los problemas que son de su competencia.

“Si el problema es que las dependencias del ramo agrario y agropecuario no funcionan como deben, ese es otro tema”, manifestó el legislador del Estado de Chihuahua, conocido popularmente como “El Yaco”, quien aclaró que precisamente se están teniendo reuniones con los secretarios de las mencionadas áreas.

No obstante, aseguró que el actual Gobierno Federal está avanzando en la entrega de apoyos al campo y que se avanza de forma lenta debido al desorden que dejó la antigua administración federal, por lo que una de las iniciativas que se han tomado al respecto es la apertura de cuatro ventanillas en la Sader para atender asuntos relacionados con programas de infraestructura y apoyo a la agricultura, entre otros.

“Este año dimos la pelea y sacamos del presupuesto 8 mil millones más para el campo, por esa razón ya estamos trabajando en temas de presupuesto para el año que viene”, comentó el legislador, quien además abundó que el compromiso del nuevo gobierno es atender las necesidades del sector primario.

En cuanto al papel de las organizaciones que representan a los campesinos, habría que hacer la distinción entre aquellas que incurrieron en actos de corrupción y las que trabajaron de forma honesta apoyando al campo, pues consideró que una cosa es apoyar en forma decidida al sector agropecuario y otra acabar con las instituciones que históricamente han defendido los intereses del campesinado.

Postura es institucional

Por su parte, la representación en Campeche del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador manifestó que, efectivamente, en Campeche prevalecen problemas agrarios que se vienen arrastrando desde hace ya varias décadas y que se han girado instrucciones precisas a la Sedatu, RAN y demás dependencias del ramo agrario para que se le dé solución a cada caso en específico.

También precisó que no se debe de pasar por alto que las Delegaciones de Bienestar tienen una responsabilidad ejecutoria, en tanto que todo lo relacionado a lo administrativo y la observancia de la ley, corresponde a las instituciones del ramo, así como a los ciudadanos interesados. Tampoco es cuestionable lo que al respecto deban conocer o hacían las secretarías del ramo agrario, así como los tribunales correspondientes.

“La Delegación de Bienestar no se opone a toda iniciativa en materia de ordenamiento y desarrollo territorial, pero en su papel de coadyuvante, tampoco puede disponer de recursos o poner en marcha ningún plan o programa que no haya sido aprobado”, se informó.

Fuente: PorEsto

Leave a reply