Nestlé y otras marcas retiran variedades de helados contaminados con sustancia cancerígena

0
254

Froneri, fabricante de helados Nestlé, aseguró que la cantidad de estos productos en ínfima, por lo que no representa un riesgo a la salud.

Al menos 46 tipos de helado, entre ellos de la marca Nestlé, actualmente son retirados de las tiendas de autoservicio y supermercados debido a una alerta de contaminación por óxido de etileno, una sustancia clasificada como mutagénica, carcinogénica y tóxica.

De acuerdo con la organización no gubernamental española FACUA-Consumidores en Acción, quien obtuvo la lista de estos productos contaminados, se trata de helados fabricados por Froneri de las marcas Nestlé, Milka, Toblerone, Nuii, Oreo, Princesa, La Lechera y Smarties.

No obstante, advierte, la lista puede ser mayor, ya que se trata de alertas de retirada de la comercialización de productos de Froneri/Nestlé difundidas a nivel interno por las cadenas Carrefour, Dia y Covirán en España.

FACUA ha reclamado a Nestlé y Froneri que actúen con transparencia y hagan pública la lista completa de productos afectados.

En tanto, Froneri publicó un aviso en su página web donde insta a los consumidores a teclear los seis primeros dígitos del lote del helado que hayan adquirido para saber si puede estar contaminado.

“Algo que les imposibilita conocer si han consumido un producto con la sustancia que está dando origen a su retirada si ya tiraron el envase”, acusó FACUA mediante un comunicado.

Ante la probabilidad de que estos productos sigan siendo comercializados por numerosos establecimientos, la organización llamó a las personas con algunos de estos helados a abstenerse de consumirlos y devolverlos a los establecimientos para que les reembolsen el dinero.

El óxido de etileno es, según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, es una sustancia activa en productos fitosanitarios que no está aprobado en la Unión Europea ni, por lo tanto, en España. Se trata de una sustancia clasificada como mutagénica, carcinogénica y tóxica para la reproducción.

Fuente: El Financiero

Leave a reply