martes, julio 23

Nestora, Napo y la CNTE, últimos misiles contra AMLO

0
110

Arsenal
FRANCISCO GARFIAS

La postulación de Nestora Salgado como candidata de Morena al Senado, por la vía plurinominal, se ha convertido en el eje de la campaña de José Antonio Meade.  El candidato presidencial de la coalición PRI-PVEM-Panal ve en la inclusión de una “secuestradora” en las listas —así la calificó en el debate— un filón para criticar a AMLO.

A pesar de que la exjefe de la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero, lo demandó por “daño moral”, Meade escribió ayer en Twitter:

“La amnistía a criminales que ofrece @López Obrador_va en serio. Ya actúa como abogado de oficio de: quien se le imputa secuestro en GRO, quien secuestró la educación, quien robó dinero a trabajadores mineros. Conmigo los criminales irán a la cárcel, no al Congreso”.

Por cierto que la justicia del estado de Guerrero reabrió el pasado 25 de mayo cinco casos en contra de Nestora por secuestro agravado homicidio, tentativa de homicidio, robo, y privación ilegal de la libertad para obtener un lucro indebido.
“Existen conductas que por su especial gravedad (maltrato, abuso sexual en agravio de menores y secuestro) tal como lo documentaron la policía estatal y la CNDH, que no pueden justificarse bajo la aplicación de usos y costumbres”, dice Blanco.

Pero Andrés Manuel la defiende a diario. Dice que hace 20 años a él también lo persiguieron como a Nestora.

“Me denunciaron en Tabasco, creo que por 11 delitos, me metieron todo el código penal, con orden de aprehensión. Siempre a los luchadores sociales se les persigue, se les fabrican denuncias, a los maestros, a los dirigentes magisteriales se les ha acusado de lavar dinero”.

Entre los defensores de Nestora está la frentista Patricia Mercado, candidata al Senado. Le dijo a Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula que a la señora la están “criminalizando…”. Germán Martínez, moreno de nuevo cuño, no se quedó atrás. El expanista preguntó al aire por qué si lo ricos pueden tener escolta, los pobres no pueden tener a su policía comunitaria.

“Discurso chafa”, reviró Juan Ignacio Zavala.

Martínez invocó los usos y costumbres de los pueblos indígenas, así como las leyes en Guerrero, para justificar las acciones de Nestora al frente de la policía comunitaria.

Al respecto, nos escribió el exprocurador de Guerrero, Iñaky Blanco, para puntualizar alcances y límites de la libre determinación de los Pueblos y Comunidades Indígenas.
Sus observaciones se basan no sólo en la legislación de Guerrero, sino en los artículos 2, apartado A, Fracción II de la Constitución; artículo 8, numeral 2 y 9 del Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en países Independiente.

Escribe Iñaky: “Decir que Nestora Salgado actuó en los términos de lo que contempla la Ley 701 es tanto como decir que si un agente policial, un ministerio público, o un juez, secuestran, después aleguen en su favor que actuaron conforme a sus atribuciones legales. Nos recuerda que parte de la estrategia de defensa de la señora Salgado García, en su momento, era decir que se le detuvo por venganza, toda vez que puso al descubierto una red de trata de personas”.

Iñaky revela que, en su momento, Nestora la entregó al entonces gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, un disco compacto con información sobre el particular. “Sería bueno que a la fecha se hiciera saber a la opinión pública y a la sociedad en su conjunto, si se conserva un respaldo de dicha información y, de ser el caso, que se haga pública”.

El exprocurador hizo hincapié en que el derecho a la libre determinación de los pueblos y comunidades indígenas no autoriza a las autoridades comunitarias a realizar actuaciones arbitrarias, so pretexto de indagar un hecho delictuoso, argumentando que se siguen usos y costumbres.

“La administración de justicia debe ser acorde con los principios generales de derecho y con el respeto a los derechos humanos. De allí que no las faculta para dictar órdenes de aprehensión o de cateo. Si las realizan, la detención del supuesto inculpado es ilegal.

“Esas resoluciones únicamente pueden dictarse por un juez que funde y motive las causas legales del procedimiento”, puntualizó.

Llama la atención la insistencia de AMLO que, si gana, no habrá persecución política ni venganzas, sino que se hará justicia. A 34 días de la elección presidencial manifestó su disposición a dialogar con sus adversarios, a los que pidió se serenen, se tranquilicen. “No habrá persecución política, porque la venganza no es mi fuerte”.
¿Estará proponiendo borrón y cuenta nueva? Es pregunta.

La actriz María Rojo hace La tarea. Desde 1968 espera el cambio en México, que nomás no llega. En su trinchera, en Coyoacán trabaja para que éste se produzca, por lo menos, en la futura alcaldía que pretende gobernar.
Sin ser militante de Morena, es candidata a la alcaldía de Coyoacán por el Movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

Y su “tarea”, nos dice, es denunciar las prácticas “arcaicas, retrógradas y violentas” que hay en el proceso electoral.

Nos habla de entrega de tabletas electrónicas, de paquetes de útiles escolares, del condicionamiento de la entrega de apoyos a que los beneficiarios voten por los candidatos del Frente.

María lleva consigo un expediente sobre Manuel Negrete, su adversario del Frente. Dice que lo corrieron de la UNAM el 22 de febrero del 2001 porque se ostentó como licenciado en derecho con una cédula falsa.

Era el Director General de Actividades Deportivas y Recreativas de la UNAM.

Fuente: Excelsior

Comments are closed.