martes, abril 13

Niegan vacunas a recién nacidos en el hospital de Campeche

0
224

Tras un año de desabasto nacional de la vacuna BCG que combate a la tuberculosis, en el Hospital General de Especialidades Médicas Javier Buenfil Osorio hay algunas dosis disponibles pero no las están aplicando a recién nacidos hijos de derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ni del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), esto lo denunciaron algunas madres de familia que estaban en las afueras del nosocomio y habían llevado a sus bebés a recibir las primeras dosis de vacunas.

Mientras que en la Constitución Política de México habla del derecho a la Salud y está enmarcado que toda vacuna es aplicable en cualquier institución médica de salud pública, esta mañana al menos 30 mamás no pudieron suministrarles a sus hijos la vacuna mencionada debido a que las dosis con las que cuenta el hospital Javier Buenfil Osorio sólo están dirigidas a bebés de madres que cuenten con Seguro Popular.

Desde junio del 2019 Campeche fue uno de los ocho estados que inició con el estatus de federalización de los servicios médicos de salud pública por mandato e iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Las mujeres asistieron con hijos en brazos a una revisión de rutina, todas fueron canalizadas al área de Vacunología para que les aplicasen la Bacilo de Calmette, pero la encargada de dicha área les negó la aplicación debido a que las pocas dosis que tenían de reserva están destinadas para derechohabientes del Seguro Popular y les pidieron a las madres asistir a las clínicas médicas correspondientes de acuerdo a su seguridad social.

Desde noviembre del año pasado el Senado de la República requirió a la Secretaría de Salud un informe sobre el estatus de desabasto de la BCG en el país debido a que el laboratorio que la produce y surte al país del reactivo no ha producido y peor aún, el último lote que había mandado al país llegó en condiciones no idóneas para su aplicación, echadas a perder.

Mientras tanto en el IMSS e ISSSTE han señalado que no cuentan con dichos reactivos y peor aún, han hecho un llamado a los ciudadanos a no aplicarse dicha vacuna en otros lugares que no sean los de salud pública de la federación y del estado, pues están circulando reactivos apócrifos.

Fuente: Jornada Maya

Leave a reply