sábado, abril 10

Niño gamer de 8 años firma contrato por más de 600 mil pesos

0
297

Ya te hemos comentado que el interés por los videojuegos no ha hecho más que crecer en los últimos años y la pandemia le dio un importante impulso. Así, poco a poco, va quedando atrás la idea de que solo es un entretenimiento para que los niños pasen el rato. Las ligas profesionales ganan seguidores y los patrocinados hacen más interesante el convertirse en gamer, si no lo creen tiene que conocer el caso de Joseph Deen, el jugador más joven de Fortnite con un jugoso contrato.

Como relata la BBC, este pequeño niño de ocho años firmó en diciembre un contrato para unirse al equipo Team 33, lo que lo convirtió en el jugador pagado de Fortnite más joven. El acuerdo para formar parte de dicho grupo de deportes electrónicos de California incluyó no solo la entrega de un equipo gaming de alta velocidad sino un bono de registro por 33 mil dólares, es decir, unos 686 mil 874 pesos. Lo mejor es que no está obligado a jugar un número determinado de horas y el menor puede retirarse cuando quiera.

“Me sentí increíble cuando me ofrecieron el contrato. He pensado mucho en ser un jugador profesional, pero nadie me tomó en serio hasta que llegué a Team 33”, dijo Joseph a la BBC.

Joseph, que también es de California, ha jugando Fortnite desde que tenía cuatro años y llamó la atención del equipo de eSports hace 18 meses. “Uno de mis cazatalentos se puso en contacto y dijo: ‘Tengo que conocer a este chico llamado Joseph, es increíblemente bueno’. Así que empezaron a jugar partidos uno contra uno tanto como pudieron todos los días. Después de un tiempo, me dijo ‘tienes que fichar a este chico. Si no lo hacemos, ¡alguien más lo hará!'”, explicó Tyler Gallagher, director ejecutivo y cofundador de Team 33.

Hay que señalar que Fortnite se ha convertido en una de las franquicias de juegos más lucrativas del mundo. La primera y, hasta ahora única, Copa Mundial Fortnite fue ganada por Kyle “Bugha” Giersdorf, un estadounidense de 16 años, quien se llevó 3 millones de dólares en 2019.

Además, este Battle Royale se ha convertido en una oportunidad interesante para los gamers más jóvenes pues, según el sitio web esportsearnings.com, solo dos de los 10 jugadores con mayores ingresos tienen más de 18 años.

Joseph compartió que, precisamente el triunfo de Bugha le sirvió de inspiración para perseguir su sueño de convertirse en gamer profesional. “Mi sueño es ser como Bugha y jugar como él. Lo admiro porque nadie lo tomó en serio hasta que ganó la Copa del Mundo y yo siento lo mismo, nadie me tomó en serio hasta que fui fichado por Team 33”.

Desafortunadamente, según los principales organismos de certificación de edad en el mundo, Joseph es demasiado joven para jugar Fortnite pues, el título que salió por primera vez en 2017, está clasificado como PEGI 12 o certificación ESRB para “adolescentes” por violencia leve frecuente.

Sin embargo, la mamá de Joseph, Gigi, dice que esto no es algo que le preocupe, y le deja jugar Fortnite durante dos o tres horas al día después de la escuela, y más los fines de semana. “He mirado el juego y no creo que estemos haciendo nada malo. Es un niño equilibrado y viene de una buena familia. Puedes ver a mamás molestas que dicen esto y aquello como ‘él no debería estar jugando’. Luego, a los 13, sus hijos comienzan a jugar y se vuelven locos. Conozco padres que han dicho todo eso y luego sus hijos se han convertido en rebeldes”.

Pero no creas que el pequeño solo ha estado jugando toda su vida. Tomó lecciones de piano, y de hecho, cree que eso le ha servido para perfeccionar su habilidad en Fortnite.

“Tocar el piano me ayudó mucho con el teclado y el mouse. Tan pronto como comencé a jugar en la PC, ya era realmente bueno en Fortnite”, dijo Joseph y agregó que lo que lo distingue de los demás es su talento construyendo y editando sus configuraciones, “me encanta hacer tiros de truco”.

En cuanto a sus ganancias, su madre dijo que el bono de inscripción de Joseph se ha depositado en una cuenta de ahorros de la que podrá disponer cuando sea mayor.

Su ambición de ser una superestrella de los videojuegos también tendrá que esperar. Las competencias de Fornite no están abiertas a menores de 13 años, por lo que solo puede participar en torneos que no tengan premios en efectivo. No obstante su equipo sabe que es una inversión a largo plazo. “Podemos prepararlo para que sea un jugador de alto nivel a una edad temprana e inscribirlo en copas importantes inmediatamente cuando cumpla la edad apropiada”, dijeron.

Joseph también quiere comenzar a transmitir sus partidos en línea y le pregunta a Gigi “todos los días”, pero ella todavía lo está considerando porque considera que aún es muy pequeño. E, incluso si recibe el permiso de su madre, su edad le prohíbe transmitir en Twitch, la plataforma de transmisión de juegos más grande y romper las reglas podría ser costoso tanto para Joseph como para su nuevo equipo. Por ahora lo apoyarán para aumentar su presencia en línea a través de YouTube en donde sí es legal.

Fuente: El Universal

Leave a reply