sábado, febrero 22

Niños jugaban a “darse toques” en el poste donde murió joven

0
288

Desperfecto en luminaria tenía mucho tiempo, aseguran vecinos de la colonia Maya

Los niños jugaban a “darse toques en el poste de la luminaria” con la que falleció Alejandro Vázquez Góngora al recibir una potente descarga eléctrica en el parque Carlos Alberto Camargo Bastarrachea, ubicado en las calles 26 y 13 de la colonia Maya. “Te doy un chesco si lo tocas”, decían los niños, narra una madre que pasa con la carreola por el parque.

Según los vecinos entrevistados, el poste tenía mucho tiempo electrificado. Se trata de un poste de una luminaria ubicada a un costado de la cancha en la que jugaba al futbol Alejandro, estudiante de 18 años, que pasaba el rato con un grupo de amigos de la colonia el martes por la noche cuando al ir por un balón se agachó y tocó el metal recibiendo una poderosa descarga que lo mató en el acto.

Según informó el mismo Ayuntamiento de Mérida, el martes cuatro de junio, cerca de las 22 horas, un joven perdió la vida a causa de una descarga eléctrica que sufrió en el parque de la colonia Maya, ubicado en la esquina de las calles 26 x 13 de la citada colonia.

El informe preliminar refiere que el joven se recargó en la malla ciclónica que limita la cancha de futbol y al entrar en contacto con un poste de alumbrado se produjo la descarga que lamentablemente le quitó la vida, dijo el municipio.

Según las señoras de la colonia que platicaron con Infolliteras.com y La Jornada Maya, el poste tenía tiempo que daba toques.

Insistieron en que ya se habían quejado con el Ayuntamiento y que personal del municipio acudieron a parchar la instalación eléctrica del parque.

El problema es que la conexión es utilizada por personas que ponen un puesto de comida, según señalaron, aunque también se comenta la instalación de un tianguis como probable factor.

Sin embargo, vecinos señalaron que el poste en el que murió Alejandro no era el único electrificado. Hay por lo menos otro más, e insistieron en que hubo reportes al Ayuntamiento de dicha situación desde el año pasado, según aseguran.

Los vecinos se quejaron del estado del parque en general. Mostraron los enchufes que fueron quitados por personal municipal por los problemas, precisamente, con la corriente, de las bancas de concreto.

Molestos, lamentaron la muerte del joven Alejandro, cuyo hermano intentó salvarlo jalándolo del poste. A su hermano lo salvaron los amigos que lo desprendieron jalándolo de los zapatos. De otra manera, tendríamos doble tragedia.

Fuente: La Jornada Maya

Leave a reply