No hubo asalto en residencia de Conkal, fue autorobo

0
54

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) descarta versión de asalto a mano armada en privada residencial de la población de Conkal, por lo que a través de un comunicado de prensa señaló que el supuesto robo del pasado viernes no lo cometieron tres sujetos armados y encapuchados. A esa privada y a la casa solamente entró un individuo con autorización de la propietaria, identificado como Juan Enrique T. E., a quien la mujer conoce y visita con frecuencia.

Agentes de la Policía Estatal de Investigación (PEI) de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), como parte de su trabajo para esclarecer los hechos, revisaron videos de las cámaras de vigilancia del lugar y realizaron entrevistas, con lo cual se descarta la versión de que tres sujetos ingresaron armados al lugar.

El vigilante de seguridad privada permitió el acceso a Juan Enrique T. E., de 29 años de edad, con autorización -vía telefónica- de la propietaria de la casa, María Anel Castañeda S., de 37 años, originaria de Culiacán, Sinaloa, quien dijo al guardia que el ciudadano iba por una caja fuerte.

Sin embargo, según dos mujeres del servicio doméstico de la residencia, y una hija de los propietarios, éste les habría dicho que se escondieran porque estaban a punto de entrar unos asaltantes armados.

Las empleadas se metieron a un clóset junto con la niña y desde ahí, con un celular, llamaron a un conocido, quien a su vez se comunicó al número de emergencias 911.

Cuando los policías estatales llegaron las empleadas seguían escondidas. Una de ellas manifestó a la policía que su patrona no se encontraba en Mérida y que en la caja fuerte había más de 400 mil pesos.

Posteriormente el ciudadano Juan Enrique T. E. fue detenido y trasladado a la cárcel pública, y puesto a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE) para las diligencias de ley.

Versión extraoficial

De igual forma trascendió que el supuesto robo de una caja fuerte en una residencia del fraccionamiento Paseos del Angel fue planeada por la propietaria de la casa y un cercano amigo, conocido como Don Enrique, para robarle a su patrón, de origen chino y que se dedica al tráfico de pepino de mar, principalmente hacia Campeche, por el rumbo de Celestún.

La mujer, originaria de Sinaloa, radicaba en el fraccionamiento Los Héroes de la ciudad de Mérida, pero como ya está ubicada por las Fuerzas de Seguridad del Estado por sus actividades ilícitas de tráfico de pepino de mar, decidió cambiar su lugar de residencia a la población de Conkal.

Sin embargo, Don Enrique permaneció en su domicilio de la capital yucateca, por el rumbo del fraccionamiento Los Héroes, aunque viaja con frecuencia a la población de Conkal.

María Anel Castañeda llamaba la atención de los vecinos de Conkal, pues cada una de sus hijas tiene nana y con frecuencias viaja a los puertos de la costa yucateca.

Al parecer la mujer tiene roces con el supuesto traficante de pepino de origen chino, por lo que ella y Don Enrique quisieron darle un susto, y se pusieron de acuerdo para planificar el autorobo.

El viernes pasado Don Enrique llegó al domicilio del fraccionamiento Paseos del Angel, se reportó con el guardia de seguridad y le dijo que pasaría por indicaciones de su patrona. Los guardias le hablaron a la señora María Anel, quien autorizó la entrada de Don Enrique.

Una vez en la residencia, Juan Enrique T. E. le pidió a las empleadas domésticas y a una menor permanece encerradas en un cuarto, pues supuestamente tres sujetos encapuchados y armados estaban asaltando el lugar. Mientras, él se llevó la caja fuerte con el dinero del chino.

Posteriormente los trabajadores recibieron la orden de dar parte del supuesto atraco a las autoridades. En minutos la zona se llenó de policías, quienes iniciaron las investigaciones, las cuales avanzaron con rapidez, por lo que se dio a conocer que no hubo tal asalto, sino que se trató de un autorobo, con la aparente intención de darle un susto al traficante de origen asiático.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.