domingo, abril 5

No recupera $2 millones

0
176

Fallece uno de los defraudados del caso Crecicuentas

OXKUTZCAB.— Julio Esteban Magaña Baas, de 47 años de edad, uno de los numerosos defraudados por Crecicuentas en esta ciudad, falleció hace unos días en el hospital O’Horán de Mérida, pues su salud se habría empeorado por la impotencia de no recuperar los ahorros de su vida, según su viuda.

Fueron dos millones de pesos los que no le devolvió Crecicuentas, los cuales fueron producto de 17 años de trabajo en Estados Unidos.

Magaña Bass falleció por afectaciones hepáticas que se le presentaron durante unos seis años, en los cuales luchó en busca de justicia y de recuperar su dinero.

De acuerdo con su viuda, Guadalupe Romero Dzay, el difunto gozaba de buena salud, pero a raíz del fraude de Crecicuentas, en 2013, “hizo tantos corajes, que éstos hicieron que enferme y al final perdió su vida”.

Agregó que no tuvo recursos para una adecuada atención médica; su familia perdió todo, hasta una parcela que tenían.

Magaña Baas emigró a Estados Unidos y se privó de ver crecer a su primera hija, quien hoy tiene 18 años de edad. Solventó los gastos de su familia a la distancia, ahorrando al mismo tiempo el producto de su trabajo de sol a sol, durante 17 años.

Tras juntar dos millones de pesos, regresó a la Huerta del Estado con la ilusión de descansar con su familia.—

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.