miércoles, julio 8

No surtirá efecto presión de ejidatarios manipulados

0
418

Los ejidatarios que acudieron anteayer al Congreso del Estado y que exigen la destitución de funcionarios de la Procuraduría Agraria son grupos de presión formados por personas que quieren intimidar a las instituciones y para lograr su conveniencia y no entienden que estas prácticas ya se acabaron, destacó ayer Jesús Solís Alpuche, integrante de El Barzón y de la agrupación Chan Tza Can.

Informamos que el pasado miércoles un nutrido grupo de ejidatarios acudió al Congreso del Estado a denunciar la corrupción que prevalece, según ellos, en la Procuraduría Agraria, y se trata del mismo grupo que en fechas pasadas tomó las oficinas de dicha dependencia exigiendo la destitución del titular, además de reventar el foro que en fechas pasadas se realizó en Ixil con la presencia de funcionarios del ramo agrario.

Sobre el particular, Solís Alpuche comentó que se trata de grupos que ya negociaron la entrega de sus tierras, pero no se les ha podido pagar lo que se les debe debido a que los expedientes están mal y hay irregularidades que han llevado los casos a juicio.

Absurdo

En este sentido dijo que, al verse afectados ciertos empresarios y especuladores, han emprendido una campaña de presión hacia la Procuraduría Agraria y el Tribunal Agrario, pero señaló que en este tenor resulta absurdo que acudan al Congreso del Estado, porque el Legislativo estatal no tiene que ver en estos temas.

“Ellos tienen, además, abogados que deberían estar haciendo el trabajo que se debe en el Tribunal Agrario, pero hoy se han convertido estos ejidatarios en grupos de presión con el objetivo de intimidar a las instituciones y no entienden que ya son otros tiempos, que estas acciones ya terminaron”, comentó.

Solís Alpuche manifestó que, además, por más que hagan, si las asambleas fueron mal realizadas y si hay irregularidades en los expedientes, no procederán y lo único que se está generando es ruptura en los propios ejidos, como ya sucedió en Samahil, Chocholá, Ixil y otros.

“Esta presión la hacen quienes están acostumbrados a operar con base en chantajes y presiones, pero eso ya se acabó”.
“Si la asamblea está correcta no habría porqué amenazar y presionar, pero si está incorrecta entonces tienen sentido estas prácticas intimidatorias”, señaló.

Calmarse

Expuso que a los ejidatarios se les mueve con el pretexto de que se les debe dinero y les van a pagar, aunque al final tal vez no reciban dinero porque el procedimiento, lo que se ha hecho está mal y los procesos judiciales que ya se llevan a cabo tal vez echen para atrás muchas ventas por las irregularidades que se registran.

“Los ejidatarios deben de calmarse, porque si las asambleas y los procedimientos que se hayan llevado a cabo son correctos, no tendrían de qué preocuparse ni estar amenazando ni presionando, pero si están mal no van a funcionar estas prácticas que son parte del antiguo régimen”, concluyó.

Fuente: Por Esto

Leave a reply