miércoles, noviembre 13

Nochebuena aumenta 40% el riesgo de infarto y en plena cena

0
81

La Nochebuena da el banderazo de salida a dos semanas de celebraciones y reuniones de familiares y amigos.

Sin embargo, lo que en principio está concebido como una cena alegre, emotiva y de reencuentros puede convertirse en uno de los peores momentos del año: durante la noche del 24 de diciembre crece el riesgo de sufrir un infarto al corazón.

Así lo asegura un reciente estudio sueco publicado en la revista British Medical Journal.

Según detalla el trabajo, en Nochebuena el riesgo de tener un ataque cardíaco en mayores de 75 años, en personas con diabetes y con cardiopatías ya existentes se dispara un 37%.

El peligro es a las 22:00 horas

Hay un momento particularmente peligroso para el corazón: las 22 horas, que es cuando la mayoría de familias están en plena cena.

También para los suecos la Nochebuena es la principal celebración del año, por lo que, según sugiere este equipo de investigadores, pertenecientes a distintas entidades de ese país, es el momento en que, probablemente, las emociones alcanzan su punto máximo.

Una de las posibles causas que apuntan es el estrés emocional que se produce.

Cenas copiosas

Sin embargo, según explica Carlos Macaya, presidente de la Fundación Española del Corazón (FEC), además de la parte psicológica, la dieta juega un papel fundamental.

“El estrés emocional de estas fechas puede ser un factor disparador, que precipite el desarrollo del infarto, pero probablemente jueguen también otros factores como pueden ser las cenas copiosas a las que las personas de edad avanzada no están acostumbradas, ya que en su día normal muchas veces ni cenan o cenan poco”.

Lo que está claro, expone Macaya, es que en esas noches existen transgresiones alimentarias (cuando la ingesta y la cantidad de alimentos excede el límite habitual) que hacen aumentar el riesgo de eventos cardiacos en personas mayores y con enfermedades o riesgo cardiovascular.

16 años de datos

Durante 16 años -desde 1998 a 2013-, los investigadores suecos estudiaron el momento exacto en el que se produjeron los 283 mil 014 ataques cardíacos que se contabilizaron en un registro llamado Swedeheart.

No sólo tuvieron en cuenta las fechas navideñas sino también los días de fiesta nacionales, los principales eventos deportivos o la hora y el día de la semana en que se podría desencadenar un ataque cardíaco.

Los resultados señalaron a la Nochebuena como el momento de mayor riesgo.

También los resultados mostraron que tanto en las vacaciones de Navidad como en las de verano se asociaban con un mayor riesgo de ataque cardíaco (15% y 12% respectivamente) en comparación con las dos semanas de antes y las dos semanas de después. Igualmente, se vio que los lunes y las horas más tempranas de la mañana (8am) se asociaban con un mayor riesgo.

Los investigadores del trabajo sueco sugieren que, pese a lo importante de la muestra, su estudio es observacional, por lo que no se pueden extraer conclusiones definitivas sobre la causa y el efecto.

Tampoco se puede descartar la posibilidad de que en ese mayor riesgo influyan otros factores que no se hayan medido. No es el primer estudio que apunta a la Nochebuena como un día en el que aumenta el riesgo de ataques cardíacos.

A principios de esta década, en el año 2010, científicos de la Universidad de Duke, en EEUU, publicaron un trabajo titulado Las vacaciones como factor de riesgo de muerte, que certificaba que las muertes por fallo cardíaco se disparan un 8% en diciembre respecto a noviembre, que es, a su vez, el segundo mes de mayor riesgo.

La investigación mostraba, asimismo, que el 25 de diciembre, día de Navidad, es el que registra más muertes por fallo cardiaco de todo el año, seguido del 26 de diciembre y el 1 de enero.

En estas fechas a cuidar lo que se come

A principios de esta década, en el año 2010, la Fundación Española del Corazón (FEC) hacía alusión en una nota de prensa a un estudio americano “The Holidays as a Risk Factor for Death”, realizado por la Universidad de Duke (EEUU) en el que se certificaba que “en diciembre las muertes por fallo cardíaco se disparan un 8% respecto a noviembre, que es, a su vez, el segundo mes de mayor riesgo”.

El trabajo mostraba que el 25 de diciembre es el día que registra más muertes por fallo cardiaco en todo el año, seguido del 26 de diciembre y del 1 de enero.

La FEC aseguraba que “el estrés, la desconcordia familiar y los excesos con la comida y la bebida son los grandes responsables de los fallos cardiovasculares durante estas fechas”. Otros motivos son también “la mala costumbre de posponer la visita al médico en Navidad o la falta de constancia en la toma de medicamentos al salir de la rutina”.

Por ello, es fundamental recordar que hay que cuidarse también en estas fiestas. Sobre todo, las personas con enfermedades y riesgos cardiovasculares.

“Nadie deja de estar enfermo porque sean fiestas. Es importante seguir la medicación pautada, y no darse atracones de comidas. Hay que cuidar de forma muy importante la alimentación. No se trata de hacer dieta o de no comer en Nochebuena o en Nochevieja pero es fundamental evitar las transgresiones alimentarias”, afirma Macaya.

Otros consejos que hay que tener en cuenta en estos días son controlar todos los factores de riesgo cardiovasculares, seguir haciendo actividad física y acudir al médico si nos encontramos mal o si tenemos revisiones.

Fuente: Noticieros Televisa

Comments are closed.