viernes, enero 22

Nombramiento de Sisal y Maní traerá grandes beneficios al turismo de Yucatán

0
897

Sisal, comisaría de Hunucmá, y el municipio de Maní fueron designados Pueblos Mágicos de Yucatán, luego de más de ocho años sin un nuevo nombramiento para el estado, fruto de las gestiones e impulso encabezado por el Gobernador Mauricio Vila Dosal para que estas demarcaciones sean consideradas en este programa federal.

Con estas nuevas designaciones, más de 42 mil personas que habitan en las dos localidades se verán beneficiadas, ya que se promoverá el turismo con un enfoque social y se fomentará el progreso justo y equilibrado de las comunidades, lo que a su vez significará la llegada de más turistas y con ello, la generación de más empleos en el sector.

Además, se incrementa a cuatro el número de Pueblos Mágicos del estado: el primero que recibió esta denominación fue Izamal en febrero de 2002, seguido por Valladolid en agosto de 2012. Para el Gobierno de Yucatán es muy importante recuperar y detonar la posibilidad de generar más nombramientos de este tipo.

Con ello, Vila Dosal cumple con su compromiso de campaña de lograr incrementar el número de municipios que obtengan esta denominación y con ello, impulsar el turismo en el estado, ya que lograr este tipo de distinciones contribuye a incrementar el número de turistas que llegan al estado, atraídos por la oferta de estos municipios denominados como Pueblos Mágico.

Hay que mencionar que un Pueblo Mágico es una localidad que, a través del tiempo y ante la modernidad, ha conservado su valor y herencia histórica cultural para manifestarla en diversas expresiones de su patrimonio tangible e intangible irremplazable, además de que cumple con los requisitos de permanencia en el esquema.

Sobre el nombramiento, la titular de la Secretaría de Fomento Turístico (Sefotur), Michelle Fridman, resaltó que esto traerá importantes beneficios a las dos comunidades y su gente, ya que se diversificarán las oportunidades de comercialización de su oferta y su desarrollo sostenible.

“Yucatán suma dos nuevos municipios bajo la denominación de Pueblos Mágicos, lo que sin duda significará una mayor derrama económica para sus habitantes. La exposición al público nacional e internacional de Maní y Sisal, ayudará a atraer más visitantes y les mostrará la riqueza cultural, gastronómica e historia que tienen ambas comunidades para ofrecer”, apuntó.

Para alcanzar este reconocimiento es necesario cubrir un gran número de requisitos y realizar diferentes procesos ante la Secretaría de Turismo (Sectur), por lo que, por instrucción de Vila Dosal, la Sefotur, desde hace varios meses, se dio a la tarea de desarrollar, de manera coordinada con los ayuntamientos de Hunucmá y Maní, diversas carpetas para ser acreedores al nombramiento como Pueblos Mágicos.

El impulso a Maní, Sisal y otros sitios del interior de la entidad es parte del Plan de Desarrollo Sostenible de la Sefotur, que promueve la descentralización del turismo para que los beneficios derivados de la actividad permeen en favor de las y los yucatecos.

Sobre este punto, la titular de Sefotur hizo referencia a la relación entre hay entre los Pueblos Mágicos y la sostenibilidad, pues esta tiene que ver con inclusión y descentralización, así como “el hecho de que nosotros llevemos nombramientos a localidades fuera de las grandes concentraciones turísticas, nos permite el desarrollo de nuevos productos y llevar beneficios a otras localidades”.

Maní se ubica a 100 kilómetros al sureste de Mérida, en un lugar en el que las y los visitantes sienten como si el tiempo se hubiese detenido. La lengua maya se encuentra en casi todos sus habitantes, quienes suelen llevar una vida tranquila. Es conocido por la arquitectura reflejada en la iglesia y antiguo convento de San Miguel Arcángel, que data del siglo XVI, construidos con las mismas piedras de los antiguos edificios mayas.

Además, sus artesanas y artesanos locales están dedicados a la confección y bordados de blusas, huipiles y ternos, así como de la gastronomía, siendo el poc chuc, acompañado de tortillas hechas a mano, cebolla morada y aguas frescas, un platillo emblemático de la localidad.

Por su parte, Sisal es un hermoso poblado de la costa yucateca que se encuentra dentro del municipio de Hunucmá, a 30 minutos al noroeste de Mérida y que ofrece varias opciones de ecoturismo, ya que está ubicado entre dos reservas naturales. Además, fue el principal puerto marítimo de Yucatán en la época de mayor auge del henequén y la gastronomía local, es inmejorable.

Pueblos Mágicos de México es un programa exitoso que ha permitido, hasta ahora, que 121 destinos en 31 estados del país, trabajen en la promoción y desarrollo de estas localidades que cuentan con una rica historia, cultura, productos y atractivos para su desarrollo. No obstante, con los nuevos nombramientos la lista de Pueblos Mágicos en México se incrementó a 132.

Algunos de los beneficios para las localidades serán la generación de nuevos empleos; el posicionamiento nacional del destino a través de la marca Pueblos Mágicos; comercialización de productos artesanales locales; la integración de planes de desarrollo turístico y fortalecimiento de la infraestructura turística; generación de inversión en el sector; revalorización de la cultura y costumbres regionales, y el incremento en la llegada de turistas y visitantes que traerá mayor derrama económica.

El Gobierno del Estado, a través de la Sefotur, trabaja de la mano con los ayuntamientos para que, en la siguiente convocatoria, en marzo de 2021, sea posible ingresar las carpetas de los municipios de Tekax, San Felipe, El Cuyo, Río Lagartos y Muna para que sean candidatos a este nombramiento e incrementar la oferta turística del estado.

De esta manera, la administración de Vila Dosal impulsa el desarrollo turístico equitativo y descentralizado en Yucatán, pues eso se traduce en derrama económica y empleos para todos los yucatecos que trabajan en el sector turístico.

Leave a reply